28 febrero, 2021

Texanos DESESPERADOS siguen HIRVIENDO NIEVE para tomarla, no tienen agua potable

Esta es tan sólo una de las consecuencias que dejó la tormenta invernal


ESTADO DE MÉXICO, febrero 22 (VOTO EN BLANCO).- La pesadilla para los habitantes de Texas aún no ha terminado. Muchos de ellos siguen enfrentado los estragos que dejo la tormenta de nieve que se presentó la semana pasada. Los servicios esenciales no han vuelto a la normalidad y los texanos han debido pasar los últimos días sin suministro de agua.

Hasta la noche del domingo 22 de febrero, el servicio de agua permanecía interrumpido para casi un tercio de los residentes de Texas, lo que es una consecuencia de los cortes de energía generalizados que hubo en la región tras las heladas, así como las fallas que presentó la infraestructura ante las gélidas temperaturas.

En el transcurso del día, el número disminuyó pero más de 1.200 sistemas públicos de agua informaron aún interrupciones en el servicio. Por ello, se le pidió a los ciudadanos hervir el líquido vital antes de consumirlo para evitar riesgos.

Dichos problemas han afectado a más de 8.8 millones de personas, lo que es una tercera parte de la población total, de 29 millones. El domingo por la tarde, las autoridades de Houston levantaron el aviso de hervir el agua con efecto inmediato y se declaró en un comunicado de prensa:

“Las pruebas de calidad del agua presentadas a la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ) han confirmado que el agua del grifo cumple con todos los estándares regulatorios y es segura para beber”. 

Otras localidades han replicado el mismo anuncio y aseguran que el agua ya puede ingerirse sin inconveniente. Sin embargo, el problema no ha sido solucionado por completo.

El gobernador, Greg Abbott, anunció que se sigue trabajando para restablecer el servicio hídrico en su totalidad y se repartieron 3 millones de botellas de agua en un esfuerzo conjunto de la Guardia Nacional de Texas, el Departamento de Defensa de Estados Unidos y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Los cortes de electricidad generaron diversas afectaciones en Texas, las tiendas se abarrotaron, pues los ciudadanos acudieron en búsqueda de alimentos que no necesitan cocción. Además, algunos habitantes optaron por usar nieve derretida para el inodoro tras la interrupción en el suministro de agua y otros más hicieron lo mismo con el fin de beberla.

Asimismo, se presentaron diversas muertes provocadas por las bajas temperaturas y por intoxicación de monóxido de carbono.