12 abril, 2021

Pide diputada castigo para quien compre servicios sexuales

Foto: Reuters

 

Foto: Reuters

La diputada del PAN propone castigar también a las personas que compren servicios sexuales

 

Toluca.- La diputada Ingrid Krasopani Schemelensky Castro, presentó una iniciativa para castigar con prisión a aquellas personas que compren o contraten servicios sexuales, esto con la finalidad de abolir la prostitución y la explotación de personas.

El principal objeto perseguido con la reforma a la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las víctimas, es el combate a la prostitución a través de la prohibición del comercio sexual, señalo que la ley actual castiga a quien se prostituye, sin que exista un castigo para el cliente, para finalizar dijo que sin oferta no hay demanda.

Su propuesta es que el artículo 20 bis establezca prisión de uno a cinco años, además del pago de una multa de aproximadamente 200 o 500 días para quien compre servicios sexuales para su uso o para terceras personas, así como solicitar, aceptar o mantener relaciones sexuales de una persona que ejerce prostitución y que este de por medio el intercambio económico.

Para el caso de reincidencia la pena aumenta de cinco a ocho años de prisión, con 500 días de multa, en el caso de que la persona prostituida sea menor de edad o sea el caso de una persona vulnerable, la sentencia en prisión será de 10 a 15 años y la multa de mil a tres mil días.

En cuanto al artículo 74 bis deberá estar señalado la protección a las víctimas por instituciones sociales al igual que a sus familiares, brindándoles la protección a testigos diseñar campañas enfocadas para las escuelas que muestren las consecuencias de traficar con el cuerpo humano, además de ofrecer una bolsa de trabajo a las víctimas que quieran abandonar la prostitución.

La explotación de personas genera anualmente alrededor de 32 mil millones de dólares para los tratantes de blancas, posicionando este crimen en la tercer posición de los delitos más lucrativos.

Foto: Reuters

 

por Redacción