17 abril, 2021

Senado aprobó reforma laboral y promete hacer otra más adelante

Foto: Reuters

Foto: Reuters

El Senado de la República aprobó ayer la reforma laboral que da respuesta a demandas históricas de los trabajadores, sin embargo, dejó temas pendientes

 

Ciudad de México.- El Senado aprobó ayer la reforma laboral que da respuesta a demandas históricas de los trabajadores, al establecer la libertad y democracia sindical y un nuevo sistema de justicia que deja en el Poder Judicial la solución de los conflictos obrero-patronales, según la mayoría de las fuerzas políticas.

La minuta se turnó de inmediato al Presidente de la República para su promulgación, ya que se aprobó sin cambios, con la promesa de Morena a la oposición de que las 39 reservas al articulado de la Ley Federal del Trabajo que se presentaron y que fueron rechazadas, serán discutidas durante el receso legislativo, en parlamento abierto y objeto de una nueva reforma.

Con esa promesa, que refrendó el presidente de la Comisión de Trabajo, Napoleón Gómez Urrutia, la reforma se aprobó casi por unanimidad, con 120 votos a favor y dos abstenciones.

En tribuna, el senador Gómez Urrutia y también dirigente del sindicato minero, recalcó que la reforma genera condiciones mínimas para hacer valer el principio de libertad y democracia sindical.

“Es una lucha obrera gestada durante décadas”, dijo el senador.

El también senador de Morena e igualmente dirigente sindical Pedro Haces sostuvo que es la modificación laboral más importante por su profundidad y alcance. “La clase trabajadora se quita los grilletes”, dijo, mientras a nombre del Partido Acción Nacional (PAN), Alejandra Reynoso destacó que se avanza a un nuevo sindicalismo, alejado del corporativismo y la corrupción.

La única voz discordante fue la del senador del PRI y dirigente de la Confederación de Trabajadores de México, Carlos Aceves del Olmo, dijo que era “inaceptable la intromisión en la vida interna de los sindicatos” y sostuvo que esa reforma laboral se aprueba por presiones de Estados Unidos y Canadá, dentro del nuevo acuerdo comercial entre las tres naciones

La presidenta de la Comisión de Estudio Legislativos, Ana Lilia Rivera, precisó que se deja claro que no puede obligarse a los trabajadores a afiliarse a algún sindicato, pues podrán elegir libremente a sus dirigentes, éstos no podrán eternizarse, ya que “la duración de las directivas no podrá ser indefinida”.

Los dirigentes sindicales deberán rendir cuentas completas y detalladas de la administración de su patrimonio. Aunada a ello, el registro del sindicato podrá cancelarse cuando sus dirigentes o representantes incurran en actos de extorsión contra los patrones.

Por su parte, el coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, propuso que se establezca el presupuesto para la puesta en marcha del nuevo sistema de impartición de justicia que elimina las juntas de Conciliación y Arbitraje y pasa la resolución de los conflictos entre obreros y patrones al Poder Judicial.

En la minuta se incluye un régimen de transición de cuatro años para que jueces y tribunales laborales comiencen a operar y de tres años a nivel local.

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, se presentó por la tarde en el Senado para sostener que la reforma laboral aprobada “no es un buen regalo para los trabajadores del país”, ya que se trata de una legislación temporal, con el único fin de atender los dictados del T-MEC.

El tema del outsourcing no fue tocado durante la discusión, pero de acuerdo a lo mencionado por el senador Napoleón Gómez Urrutia, este tema podría tratarse más adelante.

Por Alonso Moreno