24 febrero, 2021

EL CHAPULINEO POLÍTICO DEL ESTADO DE MÉXICO

(El oportunismo vil de la clase política mexiquense)

Marzo 2021

Está columna comenzará con un tema conocido por todos, en el Estado de México NO hemos tenido una alternancia en el poder estatal desde que tenemos un modelo de partidos competitivo. También es cierto que en el Estado desde antes de la pandemia ya teníamos una emergencia por el número de feminicidios, alta violencia hacia las mujeres y una gran impunidad en diversos delitos en contra la población, es decir el Estado tiene múltiples situaciones que lo han ido mermando en fuerza y presencia con la ciudadanía comenzando por la clásica postura de vernos como los del Valle de Toluca y los de Valle de México.

Bajo este preludio, hablemos de lo medular de este artículo, de como la clase política, ha motivado el chapulieno político, ese ir y venir de un partido a otro, buscando permanecer en el poder y en la toma de decisiones. Donde la ciudadanía en su letargo ha aceptado como ese cómplice mudo que sólo tiene a la esperanza como arma de defensa, de que serán distintos los actores políticos si cambian de partido y sus lealtades de reflejarán en ellos como ciudadanos, pero eso esta alejado de la realidad, la clase política ve por ella misma y su lealtad es a ellos y algunas veces a su grupo para permanecer en el poder mismo.

Temo decir que el Chapulineo en el Estado de México lo ha alentado y nutrido el propio partido en el poder, es decir el Partido Revolucionario Institucional es el gran maquilador de esta simulación de democracia. En el mejor de los casos era porque no alcanzaban los lugares para los favoritos y elegidos por el dedo del Gobernador en turno y el Secretario General de Gobierno, en el peor de los casos han sido por mantenerse ciegos en poner a esos que dicen que se las “debemos”, en vez de optar por los perfiles idóneos, que no tiene otra salida que emigrar de partido (#YaChole, con sus lealtades y unidad hipócrita), eso sin contar la más recurrente por todos los partidos y es el de dejar un cargo por optar o buscar otro, dejando a la ciudadanía que los eligió en harás de sus propios intereses.

El problema no es que un político quiera buscar un nuevo puesto, ya que es lógico, si ha decidido hacer carrera en la administración pública o en algún Congreso. El verdadero problema es que se van dejando su sombra de incumplimiento, que genera en el ciudadano una sensación de traición y abuso.

Estas vertientes han originado el Chapulieno Político y oportunista, hoy en las próximas elecciones que tendremos en el Estado de México podemos ver muchos casos desde los políticos de siempre que buscan afianzar su poder personal, hasta la opción de mantener el apellido y familia en la toma de decisiones.

Hoy en el proceso electoral que tendremos este 2021 en el territorio mexiquense se pueden ver estos cambios o mejor dicho saltos de  Chapulines Políticos Oportunistas.

 

Comenzaré hablando de los que se cobijaron bajo el partido gobernante nacional, MORENA quién desde el trienio pasado a forrado sus filas con actores de todas los colores e ideologías, a veces sin ninguna afinidad con el “supuesto proyecto de nación” del primer mandatario nacional.

Pero hoy enarbolan el proyecto de nación para su beneficio (upssi), pero comenzamos con los cambios que se dieron para este 2021

 

  • GERARDO PLIEGO (por ende varios de su estructura) – PAN
  • JULIETA VILLALPANDO – PES

Ahora es turno del partido Satélite de quien tiene y detenta el poder, es decir del Partido Verde Ecologista PVEM quién presentará estos cambios.

  • RAFAEL OSORNO SÁNCHEZ – PRI
  • LUIS MIRANDA BARRERA – PRI
  • ERNESTO MONROY YURRIETA – PRI
  • CARITINA SÁENZ VARGAS – PRI
  • JOSÉ LUIS DURÁN REVELES – PAN
  • GONZALO ALARCÓN BARCENAS  – PAN  
  • ALEJANDRO GAMIÑO PALACIOS – PAN

 

En este punto vale aclarar que el PVEM siempre ha sido un bello partido satélite del Tricolor en el Estado de México, ya que comúnmente se les mandan a esos candidatos que no alcanzaban lugar pero era necesario hacerlos ganar. En favor del Tricolor, aquí lo curioso o desmemoriado del propio PRI es que a varios candidatos enviados al verde los trataban mejor que los de casa… Cosa que a varios en el Tricolor les molestaba aunque por la mentada unidad, nunca dijeron nada. Hoy lo interesante será ver como puede el Tricolor alinear al Verde, si este ya tiene su pacto federal con MORENA.

 

Por ello, tal vez en el PRI ampliaron su proceso interno con un preregistro, para evitar que sus aspirantes se pudieran cambiar de partido cuando no logren conseguir la candidatura, debido a que la ley impide que quien participó en el proceso in terno de un partido sea electo por otro partido. Así que en ese partido no abra más sorpresas. Pero eso no quiere decir, que al final NO haya sorpresas en las elecciones. El fuego amigo está en todos los partidos.  

 

Por Víctor Edgar Alva

Twitter @E_AlvaC

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: