23 octubre, 2021

Científicos entrenan a las vacas para ir al baño para reducir las emisiones tóxicas

Voto en Blanco (16 de septiembre de 2021) || Rubén Martínez

Científicos alemanes han diseñado un programa de entrenamiento para que las vacas sepan ir al baño y así puedan reducir los químicos utilizados para la limpieza de sus desechos.

Una investigación realizada por el Instituto de Investigación de Biología de Animales de Granja en Dummerstorf, Alemania, ha diseñado un sistema de entrenamiento para controlar los esfínteres de las vacas con el propósito de limpiar la orina de los animales de una manera más sostenible y que podría ayudar a minimizar el impacto ambiental de las sustancias tóxicas producidas por los desechos.

El experimento fue publicado en el sitio Current Biology y discute sobre los efectos climáticos de la industria de la carne y la láctea, que se ha centrado en gran medida en las emisiones de metano de los ganados. Acorde a los científicos, los desechos y la orina de vaca es una área de preocupación para la salud del aire como de la tierra.

La orina de vaca tiene una alta concentración de nitrato, una sustancia que, a medida que se descompone y entra en contacto con el suelo, conduce a la contaminación de la tierra y la contaminación de los cursos de agua cercanos si no se maneja de manera adecuada. Estos desechos también producen óxido nitroso, un gas de efecto invernadero 300 veces más potente que el dióxido de carbono. Combinada con las heces, la mezcla crea amoniaco, otro contribuyente a las emisiones tóxicas.

Según los científicos, el programa de control de entrenamiento para los terneros no es muy diferente de cómo se enseña a los niños pequeños a ir al baño. Para el experimento, probaron con 16 vacas, los investigadores recompensaron a los animales con comida cuando orinaron con éxito en un corral de letrina específico, llamado “MooLoo”. Sin embargo, si el ternero orinaba antes, se le rociaba con agua fría.

El profesor Douglas Ellife de la Universidad de Auckaland, quien ayudó a diseñar el programa, declara que la ampliación del programa podría reducir los parches de orina dañinos en potreros y graneros, eso sería suficiente para reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

La investigación arroja que este no es el primer intento de entrenar los hábitos de las vacas, pero los resultados de este estudio fueron concluyentes, después de 15 días de entrenamiento, las tres cuartas partes de los terneros aprendieron el sistema.

El estudio habla de los desafíos de las industrias antes las alternativas de la carne de imitación y las leches vegetales, ya que los consumidores toman cada vez más decisiones basadas en preocupaciones ambientales y de salud. Trabajar con los animales les ha permitido pensar de una forma más ecológica.

La industria láctea de Nueva Zelanda ya ha mostrado intereses en el sistema “MooLoo”, para realizar un esquema de negocio que funcione con las nuevas leyes agrícolas y de emisiones del país que entrarán en vigor en 2025.