23 septiembre, 2021

Empresa científica trabaja para traer a la vida a un mamut lanudo

  • La compañía Colossal tiene la intención de recaudar 15 millones de dólares para traer de la extinción a un gigantesco mamut.

Voto en Blanco (13 de septiembre de 2021) ||Rubén Martínez

El científico de Harvard George Church lleva años hablando sobre la posibilidad de traer a la vida al extinto mamut lanudo.

Su empresa Colossal, co-fundada junto al empresario Ben Lamn, tiene el objetivo de regresar a la vida a este animal, basado en el sistema CRISPR que editan los genomas de los elefantes asiáticos de la actualidad, para crear a un animal similar o híbrido de elefante y mamut.

Por años este proyecto ha buscado financiamiento e inversores y parece ser que este año han convencido a ciertos inversionistas para impulsar el proyecto, del cuál esperan tener las primeras crías para el 2027. La empresa de biociencia y genética Colossal ha recaudado 15 millones de dólares para llevar a cabo el experimento. George Church es un profesor pionero en los nuevos enfoques para la edición de genes.

La posibilidad de recrear mamuts y devolverlos a la naturaleza se ha debatido, en ocasiones con seriedad, durante más de una década, pero este lunes se ha anunciado que los investigadores tienen los fondos que creen necesitar para realizar el proyecto.

La cantidad recaudada por Colossal tiene benefactores como Thomas Tull, previo CEO de Legendary Entertainment (la compañía responsable de Dune, Jurassic World, The Dark Knight), además de inversiones de Breyer Capital, Draper Associates, Animal Capital, At One Ventures, Jazz Ventures, Jeff Wilke, Bold Capital, Global Space Ventures, Climate Capital, Winklevoss Capital, Liquid2 Ventures, Capital Factory, Tony Robbins y First Light Capital

Para la creación del híbrido de elefante y mamut, harán embriones en el laboratorio con ADN conservado de mamut. El experimento consiste en tomar células de la piel de elefantes asiáticos, que están en peligro de extinción, y reprogramarlas en células madre más versátiles que transportan ADN de mamut. Estos genes particulares que son responsables del pelo de mamut, las capas de grasa aislante y otras adaptaciones al clima frío se identifican comparando los genomas de mamut extraídos de animales recuperados del permafrost (la capa de suelo congelada permanentemente) con los de los elefantes asiáticos relacionados.

Estos embriones luego se llevarían a una madre sustituta o potencialmente en un útero artificial. Acorde a lo que plantean, y los obstáculos que puedan atravesarse, los investigadores esperan tener su primer par de crías en seis años.

El proyecto también abarca el esfuerzo para ayudar a conservar a los elefantes asiáticos, dándoles nuevos rasgos que les permitan continuar viviendo en vastas extensiones del Ártico conocidas como la estepa mamut. Los científicos también creen que la introducción de manadas de híbridos de elefante y mamut en la tundra ártica puede ayudar a restaurar el hábitat degradado y combatir algunos de los impactos de la crisis climática. Por ejemplo, al derribar árboles, los mamuts podrían ayudar a restaurar las antiguas praderas árticas.

 

Te puede interesar: Un rinoceronte colgado de cabeza ganó un premio IG Nobel