2 diciembre, 2021

La Antártida estaba en llamas hace 75 millones de años, revelan estudios

Voto en Blanco (27 de octubre de 2021) || Rubén Martínez

Fuertes incendios arrasaron la Antártida hace 75 millones de años, cuando los dinosaurios aún dominaban la Tierra, reveló un nuevo estudio.

El estudio publicado por la revista Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology marca la evidencia registrada de un paleoincendio en la isla James Ross, una parte de la Península Antártica que ahora se encuentra debajo de América del Sur.

Este descubrimiento da evidencia de que los incendios espontáneos eran comunes en la Antártida durante la era de Campania (hace entre 84 y 72 millones de años)

En un estudio diferente del 2015, los investigadores documentaron la primera evidencia conocida de incendios forestales de la era de los dinosaurios en la Antártida Occidental.

Acordé a la investigación, durante el período Cretácico tardío (hace 100 millones a 66 millones de años), la isla James Ross de la Antártida albergaba un bosque templado de coníferas, helechos y plantas con flores conocidas como angiospermas, así como un gran cantidad de dinosaurios.

Pero no era un hábitat agradable, antiguos incendio quemaron partes de esos bosques hasta dejarlos devastados, dejando restos de carbón vegetal que los científicos ahora han recogido y estudiado.

El equipo Inter de científicos analizó los fósiles recolectados durante una expedición de 2015-2016 a la parte noreste de la isla James Ross.

Se descubrió que esos fósiles tenían fragmentos de plantas que parecían residuos de carbón vegetal, que se habían desgastado durante las últimas decenas de millones de años.

Esos fragmentos de carbón eran muy pequeños: las piezas más grandes, eran de 19 por 38 milímetros.

Las imágenes que se recolectaron del microscopio revelaron su origen. Los fósiles pertenecen a la familia de las gimnospermas quemadas, una especie de árboles coníferos llamados Araucariaceae.

Los intensos incendios forestales intensos fueron frecuentes durante el periodo Cretácico, aunque la mayor parte de la evidencia de estos incendios se encuentra en el hemisferio norte, los casos documentados en el hemisferio sur se encuentran ahora en la zona de Tasmania, Nueva Zelanda y Argentina.

La Antártida tuvo una intensa actividad volcánica causada por la tectónica durante el Cretácico, como sugiere la presencia de restos fósiles en estratos relacionados con la caída de ceniza. Está actividad causo los paleo incendios

Por el momento, los investigadores están buscando nuevos registros de paleo-incendios en otros lugares de la Antártida.

La investigación completa se encuentran disponible para consultar en la edición en línea del 20 de octubre de la revista Polar Research.

 

Te puede interesar: Los Mamut no se extinguieron por causa del hombre, según estudio