2 diciembre, 2021

Las misteriosas señales de radio captadas por científicos provienen del centro de la galaxia

Voto en Blanco (15 de octubre de 2021) || Rubén Martínez

El sitio científico The astrophysical journal publicó un estudio sobre el descubrimiento del origen de las recientes señales de radio recibidas por científicos desde el 2019.

La señal descubierta ha sido llamada ASKAP J173608.2-321635, y los astrónomos no han podido averiguar qué tipo de objeto cósmico que se ajusta mejor a sus extrañas propiedades.

El equipo de astrónomos dirigido por Ziteng Wang de la Universidad de Sydney en Australia, explican que la fuente de radio variable altamente se ha ubicado cerca del Centro Galáctico y sin contraparte clara de longitud de onda múltiple y puede representar parte de una nueva clase de objetos que se están descubriendo a través de estudios de imágenes de radio.

La señal fue descubierta cuando utilizaron el Australian Square Kilometre Array Pathfinder (ASKAP), uno de los radiotelescopios más sensibles del mundo y diseñado para examinar a profundidad las ondas radiales del universo.

Previamente, los científicos habían demostrado ser expertos en encontrar cosas que nunca antes habíamos visto, como las Odd Radio Circles, galaxias no descubiertas y misteriosas ráfagas de radio.

Acorde a su reporte la señal de ASKAP J173608.2-32163 podría resultar ser un tipo conocido de objeto cósmico, pero si lo hace, podría terminar extendiendo la definición de cualquier objeto que sea.

La fuente es muy variable, emite ondas de radio durante semanas seguidas y luego desaparece en escalas de tiempo rápidas. La señal también está muy polarizada,lo que significa que la orientación de la oscilación de la onda electromagnética tiene una torcedura, tanto lineal como circularmente.

Entre abril de 2019 y agosto de 2020, la señal apareció en los datos 13 veces. El objeto, sea lo que sea, no se había visto antes de las detecciones ASKAP, realizadas durante un estudio piloto del cielo para buscar fuentes de radio transitorias.

Las más recientes observaciones de seguimiento se realizaron en abril y julio de 2020 utilizando un radiotelescopio diferente. Para la investigación se unieron a la búsqueda el radiotelescopio de Murriyang en Parkes, Australia, el cuál no logro captar datos, pero el radiotelescopio MeerKAT en Sudáfrica recibió una señal en febrero de 2021. El Australia Telescope Compact Array (ATCA) también detectó una onda en abril de 2021.

El misterio continúa abierto, pero confirma que el ASKAP es un raro evento de capturar, las fuentes más cercanas no logran detectarlo y todos los instrumentos que los investigadores utilizan.

Los científicos sugieren que el fenómeno se debe a dispersión y magnetización, por el polvo y los campos magnéticos en el medio interestelar entre las galaxias y la tierra.

Con los datos obtenidos aún es muy difícil averiguar cuál podría ser la fuente. El estudio descarta que señales provengan de las distintas estrellas brillantes que emiten frecuencias. Han descartado un pulsar, una tipo de estrella de neutrones con haces de luz de radio, como la figura de un faro cósmico. La velocidad de las señales de estas estrellas son regulares, mientras que el ASKAP es inconsistente.