15 junio, 2021

Mercurio podrá verse desde la Tierra por conjunción planetaria

Su acercamiento será apreciable a las 12:58 horas y la fase lunar, que se encontrará en 4.0% no será un impedimento para su apreciación.


ESTADO DE MÉXICO, mayo 12 (VOTO EN BLANCO).- Los días de mayo avanzan y lo que conforma el espacio también, permitiendo desde el planeta Tierra apreciar distintos eventos astronómicos sobre todo en el paso de la noche, cuando la Tierra puede ver las fases de la Luna así como el brillo estelar. No obstante, en estos días próximos es que se llevará a cabo una conjunción planetaria que permitirá observar a Mercurio de una forma óptima.

El movimiento de los planetas es parte esencial de su existencia, trasladándose de este a oeste. Es durante el proceso de traslado que se ejecutan las conjunciones astronómicas, momento en el que se encuentra un planeta con otro.

En mayo, esta trayectoria, conocida como “periodo orbital”, corresponderá a Mercurio, el cuerpo celeste más pequeño del Sistema Solar, el cual pasará a 2.1° de Venus, el planeta al que se encuentra más próximo.

Su acercamiento será apreciable a las 12:58 horas y la fase lunar, que se encontrará en 4.0% no será un impedimento para su apreciación.

Sin embargo, Mercurio no será el único que estará en movimiento el 13 de mayo, sino que Venus, el planeta con más altas temperaturas, se aproximará al norte de la Luna a 0.4° a las 17:04 horas. A su vez, el satélite natural estará iluminado en un 16.7%, por lo que su avistamiento no será tan claro.
Uno de los eventos astronómicos de este mes es el eclipse total de Luna de sangre, el cual alcanzará su punto máximo a las 06:19 horas de la Ciudad de México del próximo 26 de mayo.

Este será el primero de dos Eclipses lunares totales que ocurrirán durante el 2021. El siguiente sucederá hasta dentro de seis meses, el 19 de noviembre a las 03:59 horas. Sin embargo, el evento del penúltimo mes del año se limitará a desenvolverse parcialmente, mientras que en mayo se potenciará en su máximo esplendor.

Los Eclipses lunares pueden suceder de tres distintas formas: total, parcial y penumbral, siendo la primera de ellas una experiencia visual única en su tipo. En ese momento, la Tierra cubre por completo la luminosidad de la Luna.