2 diciembre, 2021

Análisis de una momia puede cambiar la historia que conocemos de las técnicas de momificación del antiguo Egipto

Voto en Blanco (1 de noviembre de 2021) || Rubén Martínez

Un estudio realizado en una antigua momia egipcia ha dado pruebas que las técnicas de momificación se utilizaron mil años antes de lo que se creía anteriormente, de esta forma se cambia la historia y el conocimiento sobre las famosas prácticas funerarias del antiguo Egipto.

Este análisis se llevó a cabo en una momia conocida como Khuwy, la cuál se cree fue una noble de alto rango. La excavación se llevó a cabo cerca de un cementerio antiguo de faraones y miembros de la realeza egipcia cerca de El Cairo, en 2019.

Con este descubrimiento los científicos sugieren que Khuwy es mucho más antiguo de lo que se pensaba. Las pruebas indican que se remonta al Antiguo Reino de Egipto, lo que la convertiría en una de las momias egipcias más antiguas jamás descubiertas.

Esta investigación la lidera la profesora Salima Ikram, directora de Egiptología de la Universidad Americana de El Cairo. La cuál ha determinado que se trata de una momia del Imperio Antiguo, por lo cuál será necesario revisar todos los libros sobre momificación y la historia del Reino Antiguo. Esto cambia por completo la comprensión de la evolución de la momificación.

El Reino Antiguo se extendió entre el 2700 y el 2200 a. C. y fue conocido como la “Era de los constructores de pirámides”.

El análisis realizado en Khuwy resultó que fue embalsamado utilizando técnicas avanzadas que se creía que se desarrollaron mucho más tarde. Su piel fue preservada usando costosas resinas hechas de savia de árbol, y su cuerpo fue impregnado con resinas y encuadernado con lino de alta calidad.

Esto indica que los antiguos egipcios que vivieron hace unos 4 mil años realizaban entierros sofisticados, en comparación a la creencia de entierros básicos y no siempre exitosos, dónde únicamente eran extraídos los órganos internos y más no el cerebro.

La ornamentada de la tumba de Khuwy tiene jeroglíficos que sugieren que el entierro tuvo lugar durante el período de la Quinta Dinastía, periodo de años que van de principios del siglo 25 hasta mediados del siglo 24 a. C., según el museo del Cairo.

También se encontró cerámica y vasijas, utilizadas para almacenar partes del cuerpo durante el proceso de momificación.

El equipo aún está en espera para realizar más pruebas y comprobar que otros restos pertenecen a la momia. Las pruebas de carbono 14 tardarán un tiempo aproximado de seis a ocho meses.

Los investigadores se sorprendieron por la cantidad de resina utilizada para preservar la momia, algo que no se tenía en registro en las momias del Reino Antiguo. En esta momificación se prestó más detalle al exterior que al interior.

Esta momificación es diferente a las encontradas 1,000 años después, la cantidad de resinas y textiles utilizados es en mayor proporción.

Identificaron que la resina habría sido importada del Cercano Oriente, un lugar cercano a Líbano. Esto también indica que el comercio de los imperios vecinos también era más extenso y activo de lo que se pensaba.

Este descubrimiento se ha documentado para la nueva serie de National Geographic, “Lost Treasures of Egypt”, que comenzará a transmitirse el 7 de noviembre.

 

Te puede interesar: Los Mamut no se extinguieron por causa del hombre, según estudio