2 diciembre, 2021

Gracias a la foto de Kim Kardashian, investigadores lograron resolver el misterio del sarcófago

Voto en Blanco (25 de octubre de 2021) || Yesenia Acevedo

El sarcófago de Nedjemankh data del siglo I a.C. y fue adquirido ilegalmente por el MET en 2017. Todo ocurrió durante la revolución egipcia de 2011 donde el ataúd fue saqueado de la ciudad de Menia y posteriormente fue traficado a través de los Emiratos Árabes Unidos hasta Alemania, donde Roben Dib, director de la Galería Dionysos de Hamburgo, restauró la pieza para después hacerla de licencias de exportación falsas.

Una vez en Alemania el sarcófago fue trasladado a la ciudad de Francia, donde fue vendida al MET Por 4 millones de dólares en 2017. Un año después el sarcófago se integró como parte de la exposición “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination”  donde Kim Kardashian se tomó fotografías junto al sarcófago durante el Met Cala de 2018.

Por mucho tiempo, se había estado investigando al respecto, sin embargo, las fotos de Kim ayudaron a Matthew Bogdanos, antiguo jefe de la unidad de tráfico de antigüedades del fiscal neoyorquino a solucionar un viejo enigma delictivo.

La investigación se dio a conocer en el episodio de “Art Bust: Scandalous Stories of the Art World” podcast del periodista Ben Lewis, donde describe cómo la foto de Kim fue pieza clave en la captura de los ladrones que robaron y vendieron el ataúd de Nedjemankh por 4 millones de dólares utilizando documentos falsos.

Por su parte, las autoridades detuvieron a Roben Dib (quien adultero la licencia de exportación egipcia en Hamburgo) y la tumba fue devuelta sana y salva a El Cairo.

Después de todo el asunto, el director general del Met, Daniel Weiss, pidió disculpas al pueblo egipcio, así como al ministro de Antigüedades, Jaled El-Enany. “Después de enterarnos de que el museo fue víctima de un fraude y participó involuntariamente en el comercio ilegal de antigüedades, trabajamos con la fiscalía para su devolución a Egipto”, indicó