5 mayo, 2021

Interpol recupera más de 19 mil piezas de arte y arqueológicas

Por Adal López

Más de un centenar de personas fueron detenidas durante los operativos internacionales de 2019

Ciudad de México.- La Interpol realizó dos operaciones policiales internacionales en donde los países destacados son España, Argentina y Colombia, durante dicho operativo se recuperaron un poco más de 19 mil piezas arqueológicas y obras de arte.

 

 

Una de las operaciones fue nombrada como Pandora IV y fue dirigida por la Guardia Civil española y la agencia policial europea (Europol) mientras que la otra, Athena II fue realizada por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) e Interpol.

 

Dichas operaciones se realizaron en el otoño de 2019 en 103 países lo que terminó con el arresto de 101 personas, el objetivo principal era desmantelar las redes internacionales de traficantes de obras de arte y antigüedades.

 

Las redes de tráfico ilegal lucraban con objetos arqueológicos y de arte que fueron saqueados de países afectados por la guerra e incluso algunos robos a museos y excavaciones arqueológicas, como monedas, armas antiguas, fósiles y piezas de cerámica.

 

 

Las investigaciones fueron centradas en mercados y páginas de venta por internet, ya que, según la Interpol la web es donde más se comercializa ilegalmente con este tipo de piezas culturales.

 

 

Dentro de las obras recuerdas destaca una máscara de oro de Tumaco, la cual se considera únicas en su género, fue localizada en el aeropuerto madrileño de Barajas gracias a una colaboración entre la Policía Nacional de España y Colombia.

 

 

Mientras que la Policía Federal Argentina logro recuperar 2 mil 500 monedas antiguas, siendo la mayor incautación de este tipo de objetos de la que se tenga registro, seguida de otra de mil 375 a cargo de las fuerzas del orden letonas.

 

Esta es la segunda ocasión que Europol, Interpol y OMA realizan este tipo de hazañas contra el comercio ilícito de bienes culturales.

 

 

Jürgen Stock, Secretario General de Interpol, dijo que el número de arrestos y de objetos demuestra la amplitud de estas prácticas ilegales, lo cual afecta potencialmente a todos los países ricos en patrimonio cultural.

 

 

Por último, la Interpol dijo que el tráfico de bienes culturales no es una práctica glamurosa que se realiza por hombres elegantes, son actos de delincuencia encabezados por fuertes redes criminales a nivel internacional, mismas que a menudo están envueltas en el tráfico de drogas y de armas.