23 septiembre, 2021

Califica Francia a semifinales después de derrotar a Uruguay 2-0

Foto: El Universal

Foto: El Universal

CDMX, MÉXICO.   Francia se convirtió en el primer semifinalista de Rusia 2018 al vencer a Uruguay 2-0, que resintió la ausencia por lesión de Edinson Cavani.

Esta vez no fue suficiente la garra charrúa, frente a un práctico equipo francés que marcó un gol en cada tiempo sin brillar, pero con lo necesario para confirmarse como serio aspirante a levantar la Copa.
La primera anotación cayó al minuto 40 en un remate impecable de cabeza que se anidó en el ángulo inferior derecho de la portería defendida por Fernando Muslera.
Antes del descanso, Uruguay tuvo la igualada también en un cabezazo de Matías Cáceres que el arquero Hugo Lloris detuvo con un lance heroico y que en el contrarremate Diego Godín mandó el balón a la tribuna.

La suerte le tendió la mano a la Francia y abandonó a Uruguay.
En el complemento, minuto 61, un disparo de Antoine Griezmman sin peligro aparente se convirtió en el 2-0, luego de que Muslera atajó de manera equivocada el esférico que terminó por incrustarse en su meta. Error grave del que ya no se repuso el equipo de Óscar Tabárez.

Griezmann, a la postre elegido el mejor jugador del partido, ni siquiera celebró en señal visible de respeto.

Entonces los minutos avanzaron lento entre el manejo de juego de Francia, que aprovechó las faltas para cortarle ritmo al juego, y las llegadas infructuosas de Uruguay, que no tuvo en Luis Suárez a ese letal hombre de área de otras veces y pasó casi desapercibido. Si alguien resintió la ausencia de Cavani, ese fue el artillero del Barcelona.

Este fue el tercer partido mundialista entre ambas selecciones, que habían empatado a cero en los dos compromisos anteriores. El balance hoy se inclina hacia Francia, que espera al ganador de la llave entre Brasil y Bélgica que se disputará a las 13:00 horas, tiempo del centro de México, para definir a uno de los finalistas.

Ellos cumplieron, Uruguay regresa a casa con el sabor agridulce de superar lo hecho en Brasil 2014, cuando fueron eliminados en octavos por Colombia 2-0. Esta ocasión llegaron a cuartos de final, poco para una selección dos veces campeona del Mundo que no se corona desde 1950.