23 mayo, 2022

¡No fue pelea de barras! Esto pasó realmente en el Querétaro-Atlas

  • Si realmente quieres saber lo que pasó te contamos la verdad, después de investigar los sucesos de violencia vividos aquí en México en el fútbol.

Voto en Blanco (7 de marzo de 2022) || Fatima Olvera

Existen muchas teorías acerca de lo sucedido el día sábado en el partido de Querétaro contra Atlas en la J9 de la Liga Expansión MX. Sin embargo quiero enfatizar arduamente en mi experiencia dentro de las barras y otro caso de un compañero analista deportivo cercano a barras de Guadalajara, en este caso Atlas y Chivas.

Cuando vamos al estadio, lo primero que queremos es disfrutar el partido, sentadx en familia, amigos, solx, te echas la cerveza afuera o adentro del estadio, te compras que tus papitas, que las estampitas y muchos productos que venden dentro del mismo, llega la hora de pelear el balón y correr para quitarlo o anotar, las barras cantan, se mientan la madre, etc.

Pero un momento, regresemos al ingreso del estadio, por seguridad te revisan y te quitan cinturones, encendedores, cigarros y cualquier otra “sustancia u objeto extraño”, ojo, solo si eres uno más en la sociedad, porque si eres de la barra posiblemente tengas más preferencia que otras personas, algunas se dividirán otras más se juntan.

Mientras alientas al equipo a ganar, empieza a oler a cigarros, a marihuana incluso, he visto a personas con sus “monas” y me pregunto ¿Cómo le hacen para meter todo eso “si seguramente las esconden”? y ¿Dentro del estadio no hay seguridad? Así es, la “policía” aunque huele no dice nada, solo está parada.

Ahora bien, contaré la historia del Querétaro y pondré lo que mi compañero puso:

  • Gaeloo

No fueron hinchas, fueron delincuentes.
La mayoría de los boletos encontrados ayer en el Estadio Corregidora en la zona de la barra local tenían la leyenda “Cortesía”. Siempre he estado en desacuerdo en que el equipo local regale entradas para los “hinchas”, siempre he creído que las personas que pagamos un boleto es porque queremos ver jugar a nuestro equipo sin importar el resultado, pero cuando equipos como América, Pumas, León, Atlas, Querétaro, entre otros, regalan boletos, no entran personas que van al estadio por amor al equipo, entran personas que van al estadio influenciadas por el narcotráfico y es que no sé si lo sabían, pero las barras están formadas por delincuentes y narcos que están ahí por el dinero, estas personas ganan dinero vendiendo sustancias ilícitas en el estadio, extorsionando a los dueños y dirigentes de los equipos de fútbol que obviamente no tienen manera de defenderse ante esto y terminan cediendo.

El líder de la barra de Querétaro, no le va a los Gallos Blancos de Querétaro, es aficionado de Pumas. Solo está ahí por el dinero que gana gracias al narco y personas que manchan este deporte.

Hace unos años fui a un partido de Chivas vs Querétaro en el Estadio Jalisco, el taxista que me llevó a mi y a mi familia del hotel al estadio, era aficionado del Querétaro, al vernos con la playera de Chivas nos cuestionó por irle a ese equipo y como cada aficionado real del Querétaro, nos contó lleno de orgullo la típica historia de “Al Querétaro lo salvó la gente”. Es una historia que habla de la época en la que el equipo tenía una crisis y estaba a punto de desaparecer, todos los aficionados de los Gallos Blancos se pusieron a pedir dinero en las calles, niños, padres y abuelos daban sus ahorros, sus sueldos, todo lo que tenían, para salvar a su equipo de la crisis, gracias a esto y por amor, la afición juntó el dinero necesario y así el club nunca desapareció.

Hay personas que creen que lo sucedido ayer fue por ser aficionados de un equipo de fútbol y créanme que puedo afírmales que no fue por eso. Los verdaderos aficionados e hinchas del equipo fueron los que hace años dieron su dinero y ayudaron cómo pudieron al equipo, los de ayer eran delincuentes, narcos, y como lo dije antes, el líder de la barra le va a otro equipo. Entonces no podemos decir que lo qué pasó ayer fue por afición a un equipo.

Ser hincha de un equipo es estar en las buenas y malas con tu equipo, es viajar, alentar y siempre portar los colores y escudo con orgullo, los de ayer no fueron hinchas.

Por personas que no tienen nada que ver con el equipo e incluso el deporte, hoy está manchado el fútbol, se debe castigar al equipo, al estadio, a la policía, al gobierno, a la Liga MX, a la Federación Mexicana de Fútbol, pero sobre todo se debe de poner un fin a las barras en los estadios, al igual que alguna vez lo hizo Inglaterra con los Hooligans, al estadio deben ir las personas que quieren disfrutar un partido, que aman a su equipo y a este deporte, no los delincuentes.

Podemos decir que teorizó o que simplemente llegó a una conclusión, pero para enfatizar la forma de violencia con la que actuaron “las personas” fue de cierta manera violenta y pondré esto:

Actos de violencia de los narcotraficantes:

Luego los obligan a que sin ropa, se acuesten uno sobre el otro y así sus órganos sexuales toquen sus partes íntimas, esto mientras golpean en la retaguardia al que obligan a acostarse sobre el otro.

Pese a los gritos de dolor, los sujetos que los someten al castigo no dejan de golpearlo y lo obligan a volverse a colocar donde sobre el otro hombre y luego le pegan de nuevo.

En el fútbol mexicano nunca se había visto este tipo de violencias “se han agarrado a golpes y aventado cervezas o botellas, pero desnudar y golpear más agresivamente hasta matar”.
Hay muchos testimonios que desmienten a las autoridades pero ellos nunca dirán la verdad.

 

Te puede interesar: #Justicia | Muere Katie Meyer futbolista y universitaria de Stanford