14 agosto, 2022

Pequeños gastos que dañan nuestra cartera: gastos hormiga

Voto en Blanco (26 de julio de 2022) || Dulce Rodríguez Rojo Twitter (@dulette5)

“Cuida tus centavos y los pesos se cuidarán solos”

Los gastos hormiga son pequeñas sumas de dinero, en ocasiones innecesarias, que se realizan cotidianamente y que inciden de manera negativa en el presupuesto de una familia, sin embargo, si prestáramos más atención a estos gastos y lográramos identificarlos podría significar una diferencia para nuestra cartera.

Entre los gastos hormiga más comunes se encuentran: comisiones bancarias; los de gusto culposo, como alcohol, tabaco, café, galletas, golosinas, frituras, propinas y entre otros; gastos de entretenimiento y streaming y gastos de transporte privado como Uber y Didi.

De acuerdo con estimaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), los gastos hormiga en términos monetarios podrían llegar hasta los 16,000 y 18,000 pesos anuales independiente del salario de una persona, mientras que en términos porcentuales podrían representar entre el 9 y 12% de un salario anual. Por ello es importante aprender a reconocerlos y tratar de reducir estas pequeñas fugas. En la siguiente
imagen se muestran algunas de sus características.

Los gastos hormiga están por todos lados, en el día a día, es importante para unas finanzas sanas que además de identificarlos, aprendamos a fumigarlos, la CONDUSEF brida algunos tips para reducir este tipo de gastos:

  • Hacer presupuesto diario y respetarlo.
  • Disminuir las compras por impulso o por capricho.
  • Investiga si por error tienes contratado algún seguro que en realidad no requieras.
  • Procura pagar tus servicios antes de la fecha límite, evitando así recargos por pago tardío.
  • Evita pagar suscripciones por dos o más servicios que cumplen el mismo fin, valora y elige el más apto a tus necesidades.

Además de estos consejos para fumigar los gastos hormiga, la CONDUSEF creo una app gratuita, que te permite llevar un registro de tus ingresos y egresos.

 

Te puede interesar: ¿Sabes qué es la reduflación? Aquí te contamos