21 abril, 2021

Profeco denuncia a 300 gasolineras por colocaron rastrillos en sus bombas, pide retirar permisos

Según el reporte de la Procuraduría del Consumidor la entidad donde más se presenta esta situación es Jalisco, mientras que Colima y Baja California sur no tuvieron reportes


ESTADO DE MÉXICO, abril 5 (VOTO EN BLANCO).- Debido a que diversas gasolineras del país han colocado “rastrillos” en sus bombas mediante los cuales roban hasta la tercera parte de de cada litro que despachan, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ha denunciado a cerca de 300 gasolineras ante la Fiscalía General de la República, por lo que ha pedido se les retire los permisos a todas las gasolineras infractoras.

Según datos de un reciente reporte de la Profeco, al menos 297 gasolineras han instalado rastrillos en poco más de 853 bombas afectando a los consumidores que no reciben los litros de combustible adecuadamente.

El informe señala que estas gasolineras pertenecen a 271 razones sociales distintas, mismas que obtuvieron su permiso de operación durante el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, algunas de estos establecimientos se ubican en municipios incluidos por el gobierno federal en la lista de los 91 con mayor índice de robo de combustible, razón por la cual se investigan presuntos nexos con bandas dedicadas al robo de combustible.

Jalisco la entidad con mayor robo de combustible

El reporte presentado por la Profeco, coloca al Estado de Jalisco como el que tiene más gasolineras con casos de robo de combustible al consumidor, tan solo en este estado fueron inmovilizadas 58 bombas en 14 gasolineras. Le sigue Hidalgo, donde se aseguraron 32 bombas en siete gasolineras, 15 se ubican en municipios huachicoleros.

De manera general los estados que cuentan con más denuncias por gasolineras que roban al consumidor se encuentran:

  • Puebla en donde se detectaron al menos 88 bombas con rastrillos en 34 gasolineras
  • Estado de México con 62 bombas en 25 gasolineras 
  • Veracruz con 43 en 20 estaciones de servicio. 

Cabe resaltar que Baja California Sur y Colima son los únicos estados en los que la Profeco no detectó casos de rastrillo o robo de litros en las gasolineras.