15 junio, 2021

Se realiza recompra de plantas de hidrógeno en Tula y Madero: Pemex

En Palacio Nacional, el titular de Pemex señaló que el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto tenía la intención de vender todas las plantas de hidrogeno de las seis refinerías, pero solo alcanzaron a vender las de Tula y Madero.


ESTADO DE MÉXICO, mayo 12 (VOTO EN BLANCO).- Al asegurar que se busca evitar un despilfarro en la hacienda pública, Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), informó que por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador se realiza la recompra de las plantas de hidrógeno de Tula y Madero.

En Palacio Nacional, el titular de Pemex señaló que el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto tenía la intención de vender todas las plantas de hidrogeno de las seis refinerías, pero solo alcanzaron a vender las de Tula y Madero.

“De hecho, vendieron también Cadereyta, pero en esta administración cancelamos esa venta desde el principio. En realidad, tenían vendidas tres”, dijo el director de Pemex.

“¿Qué nos instruyó el Presidente de la República? Renegociar para la recompra de las plantas, estamos en eso y esperamos en algún tiempo informarle, Presidente, acerca de esta solución que creemos que es la adecuada, recomprar esas plantas y evitar este despilfarro a la hacienda pública”, aseveró.

En conferencia de prensa matutina del presidente López Obrador, Romero Oropeza detalló que Pemex recibió por la planta de hidrógeno de Tula casi 53 millones de dólares.

“A la vuelta de 3.5 años, dado que requerimos esa planta, estamos pagando renta al nuevo dueño, en 3.5 años ya le pagamos el 94% de lo que ellos nos pagaron a nosotros, ya le pagamos más de 49 millones de dólares, pero todavía faltan 15 años más en el contrato, lo que nos va a llevar a pagar 261 millones de dólares por una planta por la cual recibimos 52”.

Señaló que el mismo caso ocurre con la planta de Madero, en donde se recibieron 32 millones de dólares al venderla y “después de tres años hemos pagado más de 27 millones, el 85% de lo que pagamos, y nos quedan más de 15 años y vamos a alcanzar a pagar en ese tiempo 146 millones de dólares por una planta de la que sólo recibimos 32”.

“Ahora, cuando transcurran los 20 años de este contrato con estas empresas esas plantas van a seguir siendo propiedad de ellos y en Pemex vamos a estar obligados a extender el contrato por más tiempo o a construir plantas nuevas”, agregó.