2 diciembre, 2021

Simple guía para comprar este Buen Fin con tarjetas de crédito y débito

Voto en Blanco (10 de noviembre de 2021) || Rubén Martínez

Si eres nuevo en el mundo de las tarjetas de crédito, probablemente tengas algunas preguntas sobre cómo funcionan. Ahora que el Buen Fin está cerca, también es probable que hayas visto alguna oferta de algo que tienes ganas de comprar, así que una vez que hayas revisado bien tu cartera y estés dispuesto a hacer tus compras con una tarjeta de débito o crédito te dejamos una guía simple, para que tus adquisiciones no te vayan a costar más dinero de lo que planeabas.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito está vinculada a una cuenta de crédito con un banco. Cuando usas la tarjeta, lo que sucede es que estás pidiendo dinero prestado al banco.

Esta tarjeta la puedes usar para comprar bienes o servicios con cualquier comercio que acepte tarjetas de crédito. O también puedes sacar un anticipo de dinero en efectivo.

Es importante saber que todas las tarjetas de crédito tienen un límite, esta es la cantidad máxima que puedes pedir prestado al banco y deberle a la vez. Puedes usar tu tarjeta de crédito hasta que llegue al límite que hayas pedido prestado.

La cantidad que te queda para pedir prestada también se conoce como tu crédito disponible. Después de realizar un pago, tienes más crédito disponible para pedir prestado nuevamente. La cantidad que le debes al banco hoy se conoce como saldo.

Existen más beneficios que se pueden obtener de una tarjeta de crédito, cómo puede ganar recompensas, construir un historial crediticio sólido y así tener acceso a mejores préstamos y tarjetas de crédito en el futuro.

Pero antes de que conozcas esos beneficios tienes que saber cosas elementales que te explicamos en esta breve guía.

Las tarjetas de crédito pueden ser peligrosas si no las usas de manera responsable. Pero si eres inteligente con su uso, puedes disfrutar de una serie de beneficios y recompensas.

Es importante tomar esto antes de obtener una tarjeta de crédito:

  • Compra solo lo que puedas pagar. Eso es simple, si no puedes pagar la tarjeta de crédito, tu puntaje crediticio se verá afectado, además de que acumularas una deuda que puede salirse de control. Si solo pagas el pago mínimo, puedes pagar muchos intereses. La mejor forma de utilizar una tarjeta de crédito es pagarla de inmediato.
  • Mantente por debajo del límite de la tarjeta.
  • Es una pésima idea llevar a la tarjeta a su punto máximo, pensando que pronto podrás recuperar el dinero y pagar a tiempo, pero esto también es malo para tu historial crediticio.
  • Es recomendable mantenerse y gastar solo un 30% del crédito total que tienes disponible, asegurarte de no tener cargos grandes que no puedas costear o tener varios cargos a la vez que la lleven al límite.
  • Paga siempre el total. Un gran consejo es pagar y saldar tu cuenta todos los meses, sin acumular más cargos, interés y que provocan que aumente tu deuda.
  • Un beneficio importante de usar una tarjeta de crédito es que tienes acceso a las recompensas que ofrece tu banco. Antes de sacar una tarjeta de crédito, investiga que beneficios tiene cada banco y cuál es más de tu conveniencia.
  • Revisar tu estado de cuenta te dará un mapa completo sobre tus movimientos, gastos, cargos y tu saldo. Si encuentras algún elemento que no conoces, como una compra extraña que no realizaste, tienes que comunicarte de inmediato con el banco e informar sobre esa anomalía, puede que se trate de alguna estafa por algún número de tarjeta de crédito robada que haya realizado compras con tus datos. Si el banco comprueba que no realizaste estos movimientos, se hará un proceso para cancelar esa compra ajena.

¿Qué debes de saber para tener una buena tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito tienen distintas características o ventajas diseñadas para diversos usuarios. Pero esta es una opción esencial que debes considerar.

Tener una tarjeta de crédito sin cuota anual. Esto significa que tu tarjeta no tendrá tarifas anuales, extras por su uso y no tendrás que pagar cada año por tenerla y así poder mantenerla abierta todo el tiempo que necesites.

¿Cómo funciona una tarjeta de débito?

Las tarjetas de débito también son una forma de pagar y comprar cosas. Las tarjetas de débito parecen tarjetas de crédito, pero no funcionan de la misma manera. Las tarjetas de crédito usan dinero que tu pides prestado al banco y las tarjetas de débito usan tu dinero que ya están en tu cuenta.

Una de las ventajas de las tarjetas de débito es que te permiten comprar cosas sin llevar efectivo. Los bancos te enviarán una factura todos los meses por el dinero que gastaste para comprar cosas. Esto te permitirá llevar un control de tus gastos.

Esto se conoce como “estado de cuenta” y lo tendrás todos los meses. Ahí verás muestra: dónde usaste tu tarjeta de débito y cuánto gastaste, dónde usaste el cajero automático, cuánto retiraste y qué tarifas pagaste o si realizaste algún pago o transferencia a alguien más.

Las puedes usar en la mayoría de las tiendas y servicios para pagar algo. Lo único que tienes que hacer es pasar la tarjeta e ingresar tu PIN. Con ellas puedes retirar dinero en efectivo desde un banco o centro comercial. Es la manera más rápida de acceder a tu dinero de manera física.

El “PIN” es un código de seguridad que es único para ti, una clave numérica que sirve para identificarte como el dueño de la tarjeta y poder acceder a tu dinero. El “PIN” te lo da el banco al momento de obtener tu tarjeta y más tarde puedes personalizarlo en un número que puedes recordar con facilidad.

Importante: Recuerda que nunca debes compartir tu PIN con nadie. No lo guardes en tu cartera o lo apuntes en tu tarjeta. Si alguien extraño accede a tu clave, tendrán acceso a tu cuenta y tu dinero.

¿Qué pasa si utilizas todo el dinero de tu cuenta?

Es posible que cuando quieras hacer una compra, no tengas el suficiente dinero en tu cuenta. Eso significa que tu tarjeta de débito será “rechazada” y no podrás comprar cosas.

Algunos bancos te ofrecen una opción de “protección contra sobregiros”. Esto significa que puedes usar su tarjeta de débito incluso cuando no tengas suficiente dinero para pagar las cosas que estás comprando. Pero esto significa que después deberás pagar cierta tarifa al banco.

Para comprar en línea

Tanto tu tarjeta de débito y de crédito también funcionan en línea. Pero las tarjetas de débito no son recomendables como una forma de pagar cuando compras en línea. Las tarjetas de crédito son más seguras de usar cuando compras cosas en línea:

En algún momento es posible que tengas un problema con algo que compres en línea. Es más fácil recuperar tu dinero si usas una tarjeta de crédito y surge un problema con tu compra en línea.

Por ejemplo:

Es más fácil que alguien pueda robar tu número de tarjeta de crédito en línea, si no compras en una página segura, lo que sucede es que inmediatamente puedes reportar al banco antes de que existan más movimientos en la tarjeta y hagan más compras con tu crédito, este dinero puede recuperarse.

En cambio, con una tarjeta de débito, los estafadores pueden tener acceso a todo tu dinero y vaciar tu cuenta, aquí será más complicado con el banco para tratar de justificar que tu no hiciste las compras o diste los datos de tu tarjeta.

Ahora que conoces lo básico sobre el uso de tarjetas de crédito y débito, debes recordar una regla de oro. “Evita intereses, aprovecha los beneficios y siempre paga a tiempo”.

De esta forma podrás tener un balance de gastos de tu dinero, de tus compras y estar al corriente con tu crédito con el banco.

 

Te puede interesar: ¿Qué son los meses sin intereses y cómo usarlos?