25 junio, 2022

Prohíben Buzz Lightyear en Emiratos Árabes por beso entre mujeres

  • El país de Emiratos árabes Unidos anunció que no se proyectará la nueva película Buzz Lightyear por incumplimiento de los estándares de contenido.

Voto en Blanco (13 de junio de 2022) || Salma Arriaga Chimal.

Oficialmente la Oficina Reguladora de Medios de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) informó sobre la prohibición de la nueva película de Disney, Buzz Lightyear en los cines de todo el país, la razón que se dio a conocer fue por violación de los estándares de contenido de medios en dicha nación.

A pesar de que las autoridades no dieron a conocer más detalles, los usuarios de internet comenzaron a especular que la prohibición se dio debido a una supuesta escena de la película donde dos mujeres se besan, lo que explicaría el por qué de la decisión tomada por el país.

Derivado de esta confirmación, se sospecha que más países de origen musulmán como Malasia tomen la misma decisión de cancelar la proyección de esta nueva película animada, esto a pesar de la reciente reactivación de actividades en los cines de todo el mundo después de la pandemia.
A pesar de que la nueva cinta de Disney se trata de una historia inocente y para niños y niñas, la Oficina dio a conocer que todas las películas proyectadas en el país están sujetas a un seguimiento y evaluación realizada antes de la fecha de estreno para garantizar la seguridad del contenido circulado.

Cabe resaltar que los cines de los 7 emiratos que se ubican en EAU ya habían dado a conocer públicamente los horarios en los que sería proyectada esta película, sin embargo, debido a desacuerdos con habitantes conservadores que exigieron prohibir la cinta por la pareja lésbica que aparece en ésta, las autoridades decidieron describir esa escena como contraria a su cultura y religión.

Desafortunadamente no es la primera vez que en esta región del mundo se cancelan películas por alguna escena homosexual pues recordemos que estas relaciones aun son consideradas un delito para estos países, sin embargo, la sociedad ha esperado que estos lugares se abran al cambio y amplíen su perspectiva para dejar de violentar los derechos de la comunidad LGBTTIQ+, pero evidentemente, aun no ha llegado ese momento.