17 abril, 2021

Alejandro González Iñárritu saca al Centro Histórico del “Limbo”

Después de días de de rodaje bajo un manto de misterio bastante hermetismo por parte del equipo de filmación, se terminan la jornada de filmación en el centro histórico, de “Limbo” la próxima película de Iñarritu.


CIUDAD DE MÉXICO, abril 1 (VOTO EN BLANCO).- Un abrazo entre Daniel Giménez Cacho y Alejandro González Iñarritu, seguido de aplausos por parte de decenas de extras, marcó el fin de la jornada fílmica de “Limbo”.
A un costado de la Iglesia de San Felipe, sobre la calle de Madero en el Centro Histórico, actor y director concluyeron tras cuatro días una escena en la cual el primero camina entre la multitud.

Por protocolos sanitarios la producción dividió a sus más de 200 extras en grupos de 30 personas, cada uno ensayando previamente una coreografía para no estorbar el paso del personaje.

“Ya a chin… a su m… “, mascullaron trabajadores de comercios cercanos a la locación, al oír el grito de “corte, acabamos”, por parte de la producción.
Desde el lunes a empleados de locales que se encontraban dentro del circuito de rodaje, sus patrones les dieron la jornada libre, pero sin pago.

“A los dueños les dieron su lana, pero a nosotros un gracias, no cobramos”, se quejaban algunas personas que trabajan como meseros en un restaurante cercano.

Cerca de 30 mil pesos fue lo que tuvo que pagar la producción para ocupar por cuatro días las céntricas calles.
De acuerdo con las tarifas de pago de derechos por parte de la Comisión de Filmaciones de la Ciudad de México, rodar en vías de tránsito vehicular, en el primer cuadro capitalino. significan 7 mil 131 pesos, con 75 centavos, por cada día de trabajo.

El pago de permisos ya contempla el cierre parcial de calles aledañas y la colocación de vehículos de producción en calles, observando no afectar al tránsito.
Al término de la jornada, técnicos del filme comenzaron a desmontar el puesto de tacos y una tienda de vestidos de quinceañera que sirvieron para la escena y que realmente no existen en esas calles.
Una mujer que pasaba con su amiga por el lugar preguntó si estaban filmando la secuela de “ROMA”, dirigida por Alfonso Cuarón.

“Yo quiero ver a la Aparicio”, dijo a un integrante de seguridad, quien sólo sonrió y dijo que en esta cinta no trabajaba la actriz oaxaqueña.

“Limbo” continuará este viernes su rodaje en el Centro Histórico para, a partir de la semana próxima, comenzar en San Luis Potosí.

Iñárritu encapsuló al primer cuadro de la CDMX

“Es una serie pero no podemos decir cuál”, contesta un hombre mientras guarda el equipo de filmación en las camionetas.
“Es una película mexicana, no, no es la de Iñárritu”, dice otro a unos metros de distancia.
Con ese hermetismo, el equipo de producción de “Limbo”, película de Iñárritu, esquivaba las preguntas mientras levantaban el equipo y vallas que impedían el paso de peatones sobre calles del Centro Histórico como Moneda y Correo Mayor, en la misma zona en que se han filmado escenas de películas como “Godzilla”.

Iñárritu filmó su próximo largometraje, en el que cuenta con un elenco encabezado por Daniel Giménez Cacho y la argentina Griselda Siciliani, entre otros, y por el que desde hace semanas se le ha visto en la Ciudad de México.
El filme cuenta con el diseño de producción de Eugenio Caballero.
La última cinta que había traído al cineasta de vuelta a su país había sido “Babel”, hace 16 años y para la que realizó una escena en Tijuana.
Los alrededores de Palacio Nacional sirvieron de locación donde se filmó una secuencia en Correo Mayor y Moneda, en la que un personaje caminaba con rumbo hacia la calle de Corregidora.

De acuerdo con el equipo de producción, para dicha escena se utilizaron cámaras, escenografía, grúa, iluminación y un dolly con riel.
Se instalaron sets simulando puestos ambulantes y negocios, de acuerdo con fuentes de la producción; también se pidió apagar el alumbrado público alrededor de la locación mientras se rodaba.

Para crear el ambiente idóneo de la película, se utilizó efectos de niebla y se intervinieron los semáforos poniéndoles un filtro negro que luego se complementa en la corrección de color.
Sobre la calle de Filomeno Mata, el Club de Periodistas se usó de locación y en dicho lugar se han filmado otras producciones como “Km 31”, “Hasta el viento tiene miedo”, “Spectre” y “El complot mongol”.
El filme del director de “Amores perros” y “Birdman” también se rodó en la calle Contestona hacia Soledad y en la esquina de Soledad con Correo Mayor.