20 septiembre, 2021

Acuerdos de Sener y Cenace contra energías limpias son suspendidos de manera definitiva

  • “Esto es una victoria ciudadana”, dijo la especialista en Derecho ambiental de Greenpeace México, María Colín.

Ciudad de México.- Actualmente como sociedad estamos en constante evolución, descubriendo y generando nuevas formas de vivir mejor, la producción energías limpias cada día abarca mas espacios en la industria, si México apoyará del todo a la empresas privadas encargadas de generar energías limpias comenzaría a encaminarse a ser un mejor país, pero tal parece que cuando hay una oportunidad de avanzar nuestros gobernantes se encargan de estropearlo.

Algunos podrían decir que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México maneja todo tipo de discursos repitiendo siempre algo, como si fuera la única salida, el único argumento cuando se le cuestiona, “es culpa de las administraciones anteriores, había mucha corrupción” algo que como mexicanos ya sabemos y no es necesario que nos lo recuerden.

 

Hace unas cuantas semanas el presidente freno las energías renovables en México, una decisión bastante precipitada, pues algunos la tomaron como un rechazo rotundo a la industria de energías limpias, de acuerdo con el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) la medida fue tomada porque la seguridad energética podría verse comprometida durante la situación de Covid-19.

“La generación intermitente de las plantas eólicas y fotovoltaicas afecta la confiabilidad del sistema eléctrico nacional, impactando la suficiencia, la calidad y la continuidad del suministro de energía”, explica el organismo mediante un documento.

Evidentemente el gobierno de la cuarta transformación fue denunciado por la comunidad empresarial, pues estos consideraron que interfirieron en las actividades de las empresas privadas y es que en mas de una ocasión, López Obrador a mostrado su apoyo rotundo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sin embargo el presidente, dijo que su gobierno no esta en contra de las energías limpias, pero sí de la corrupción en los contratos.

 

Después de tanta polémica generada, hoy 24 de junio de 2020 la situación se ha aclarado, pues un juez concedió la suspensión definitiva de los acuerdos que anteriormente presentaron el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la Secretaría de Energía (Sener), los cuales bloqueaban las actividades de las empresas encargadas de generar energías renovables.

“Con esta decisión se garantizan los derechos humanos a la salud, a un medio ambiente sano, a la sustentabilidad y a la legalidad”, dijo María Colín, especialista en Derecho Ambiental de Greenpeace México.

Mientras que la coordinadora de investigación del Cemda, Anaid Velasco mencionó que la suspensión es congruente con la responsabilidad de garantizar mejores condiciones de vida para las generaciones presentes y futuras.

“Los impactos en el medio ambiente y en la salud de las personas expuestas a una mala calidad del aire por el uso de combustibles fósiles en la generación de electricidad así como las pérdidas y los daños de las comunidades por los efectos del cambio climático son cada vez mayores y requieren de decisiones proporcionales y alineadas con este escenario de vulnerabilidad”

“Con esta suspensión definitiva sería de esperar que las autoridades federales reconsideren sus determinaciones y busquen mejores alternativas, respetuosas con el medio ambiente y los compromisos de transición energética y reducción de emisiones contaminantes en línea con las obligaciones de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para abatir el cambio climático”, comentó Anaid Velasco.

 

De igual manera el juez, Juan Pablo Gómez Fierro, quien se encargo de darle seguimiento al caso desde que Greenpeace puso el aparo, se pronunció al respecto.

“Resulta necesario recordar que la prohibición para que las centrales eléctricas eólicas y fotovoltaicas puedan realizar pruebas preoperativas previo a su inicio de operaciones comerciales, que se encuentra contenida en el Acuerdo de la Cenace, se justificó en la necesidad de garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del sistema eléctrico durante la pandemia causada por el Covid-19; sin embargo, pareciera ser que no existe una relación causal entre esa razón y la finalidad que se persigue”, dijo el juez.

 

Agregando que la decisión del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) no fue el mejor método si se quería garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del sistema eléctrico como argumentaron.

 

 

Por Adal López