28 enero, 2022

“El próximo año yo…” y otras promesas falsas

Voto en Blanco (29 de diciembre de 2021) || Rosa Lealde

 

No hay día que mintamos más que en año nuevo, desde las palabras y discursos a la familia, hasta los clásicos “propósitos del próximo año”, ¿Por qué nos engañamos así? ¿Hay quienes los cumplen?, ¿A quién le echo la culpa de sentirme infeliz por no haberlos logrado? y sobre todo ¿Cómo le hago para sí cumplirlos? Si deseas saber la respuesta a todas estas interrogantes te invito a seguir leyendo.

¿De dónde sale la tradición de los propósitos de Año Nuevo?

Este chistecito se lo debemos a la gente de Babilonia, quienes hacían un festival de 11 días para celebrar la llegada de un nuevo año, donde era costumbre prometer cosas a los dioses a cambio de ciertos favores. Posteriormente en el año 1582, el papa Gregorio XIII estableció el 1 de enero como el inicio del año nuevo, de acuerdo con el calendario gregoriano, mismo que continúa vigente hasta la fecha, a la gente se le quedó eso de hacer promesas, solo que ahora se las hacían a sí mismos.

¿Quiénes en serio los cumplen?

Todos hacemos propósitos, no hay nadie que no se mienta a sí mismo esa noche mientras se come las 12 uvas, y aunque- usted querido lector no me lo crea- existe gente que sí llega a cumplir lo que se promete. De acuerdo con un estudio realizado por el Departamento de Psicología de la Universidad de Scranton, Pensilvania, un 8% de las personas logran cumplir con éxito lo que se proponen en año nuevo. 

Seguramente se estará preguntando ¿Cuáles son las cosas que más se proponen a realizar en el nuevo año?, por ello aquí va una lista de lo que nos proponemos y el 92% de nosotros no cumplimos:

  1. Perder peso. 
  2. Ser más organizado. 
  3. Gastar menos y ahorrar más. 
  4. Disfrutar la vida al máximo. 
  5. Ponerse en forma y estar sano.
  6. Aprender algo nuevo. 
  7. Dejar de fumar.
  8. Ayudar a otros a cumplir sus sueños. 
  9. Enamorarse. 
  10. Pasar más tiempo con la familia. 

Consejos para ahora sí cumplir lo que nos prometemos

Lo primero y más importante es fijarnos metas realistas, nadie nos conoce más que nosotros mismos, por lo que sabemos de lo qué somos y no capaces, así que debemos dejar de decirnos que nos vamos a poner a dieta si nos encanta comer; en lugar de eso es mejor fijarnos metas más específicas como “para marzo habré perdido 6 kilos” y de este modo usar el método que mejor nos acomode para llegar a esta meta.

Otra cosa que también ayuda a poder cumplir los propósitos es escribirlas y tenerlas en un lugar donde puedas verlas constantemente, o bien, contarle a alguien lo que te has propuesto cumplir y hacer uso de la presión social para que lo logres. 

Otro consejo de aquellas personas que sí han logrado cumplir sus metas es llevar un monitoreo de las mismas, existen quienes abren una cuenta en alguna red social y se dedican únicamente a subir su proceso y progreso, de este modo no solo llevan registro de su avance, sino que se motivan así mismos y motivan a otros a hacerlo.

Asimismo, compartir metas con otra persona ayuda, es decir si vives con tu pareja sería bueno que ambos puedan plantearse el mismo objetivo y cumplirlo juntos, o bien, complementarse entre sí, por ejemplo si uno se propuso mejorar sus hábitos alimenticios y otro comenzar una dieta pueden complementarse entre sí.

Ahora que sabes esto ¿estás listo para fijarte los propósitos de año nuevo?

 

Te puede interesar: #Opinión || Idols Kpop: Jóvenes hechos para…¿Mi consumo?