18 agosto, 2022

Motivos para decirle adiós a tronar cohetes

  • Hay más de un motivo para que te animes a decirte adiós a los ‘cuetitos’ durante esta Navidad, aquí te los explicamos, uno por uno.

Voto en Blanco (23 de diciembre de 2021) || Melissa Saldaña

• Personas con autismo, hipersensibles, asmáticos, bebés y ancianos

Para una persona con hipersensibilidad los ruidos fuertes representan un trauma directo a todos sus sentidos, lo que lleva a tener cuadros de ansiedad o aislamiento, no hace falta decir que para los bebés y ancianos representa un riesgo doble, al oído y las vías respiratorias, mientras que las personas que viven con asma no deben estar expuestos antes la cantidad de humo que estos provocan.

• Prevenir quemaduras

A cuetitos no se les suele detallar como algo peligroso, incluso niños pequeños se encuentran en las calles tronándolos y divirtiéndose sin la supervisión o el apoyo de un adulto, ¿somos conciertes del peligro que representan estos divertidos artefactos con un mal tratamiento?

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dice que los accidentes por quemaduras aumentan un 40% durante las fechas decembrinas.

• Contaminación del aire

Los cuetitos contaminan el aire por las toxinas que se liberar, estas llegan al suelo, aire y agua. Cuando los explotas contaminan el aire de gases venenosos que contribuyen a la lluvia ácida, al efecto invernadero y al agujero en la capa de ozono.

• Contaminación auditiva

Ahora todos sabemos que la contaminación auditiva está presente en todas partes, pero específicamente el tronar cuetes representa un alto impacto para nuestros oídos y es que los cuetes de alto impacto rebasan los máximos decibeles tolerables para los humanos, lo que se traduce un daño irreparable para nuestra audición, ya nos enfrentamos a este daño con el ruido de la ciudad no debemos continuar sumando.

• Cuidar nuestra salud

Tal vez no lo percibimos de inmediato, pero sabemos que la pólvora de los cuetes tiene un olor peculiar y es que para lograr los espectaculares colores de la pirotecnia se utiliza bario, carbonato de sodio, aluminio, estroncio, cloro, plomo, magnesio, metales pesados que, con una exposición prologada, pueden llegar a ser cancerígenos.

Además contemplemos el momento que vivimos, una lluvia de pirotecnia navideña llenará el ambiente que respiramos y en medio de una pandemia que afecta principalmente al sistema respiratorio, no sería muy lógico perpetuar esta tradición.

• Cuidar a los perritos

Ahora que hablamos sobre los daños que la pirotecnia trae al oído humano es momento de hablar que, para un perrito este daño es cuatro veces mayor, debido a su fino sistema auditivo, además de enfrentarse a una situación en la que no reconocen el origen del ruido, les cuesta más recuperarse después de la detonación, el exponerlos constantemente puede provocar el ellos cuadros de ansiedad.

Además, hay perritos que mueren por ataques cardiacos debido a las detonaciones, incluso en el momento pueden huir de casa y exponerse a más peligros aún.

Los perritos no son los únicos que experimentan esta horrible situación, también los gatos, aves, caballos y ardillas.

Dejar de tronar cuetitos es una labor colectiva y beneficia a más de una persona, seamos conscientes y dejemos de tronar y comprar estos productos.

 

Te puede interesar: Mejores regalos para dar esta Navidad