25 mayo, 2022

Condenan a los asesinos de Ahmaud Arbery por el cargo de crimen de odio

  • El jurado decidió condenar a tres hombres blancos por el asesinato de un hombre negro en el estado de Georgia y se les imputaron cargos por delitos federales de odio.

Voto en Blanco (23 de febrero de 2022) || Getsemani Quiroz Rosas

Se comprobó que los acusados de atacar a Ahmaud Arbery, de 25 años, por su raza y color. Se trata de Gregory McMichael, de 66 años, su hijo Travis, de 36, y su vecino, William Bryan, de 52, mismos que ya habían sido declarados culpables el año pasado del asesinato de Arbery.

El martes de esta semana, en el departamento de justicia de los Estados Unidos, se dio la resolución del caso en el que se concluyó que se trataba de un conjunto separado de cargos federales.

El día del ataque, Arbery se encontraba trotando en la ciudad costera de Brunswick, cuando los tres hombres lo detuvieron y lo mataron a tiros en febrero de 2020.

En este último juicio, los miembros del jurado de un panel de ocho personas blancas, tres negras y una persona hispana, imputaron cinco cargos federales separados y encontraron culpables a los acusados en todos ellos.

Los dos primeros cargos involucraron estatutos federales de delitos de odio y acusaron a los tres hombres de usar la fuerza y amenazas para quitarle a Arbery su derecho a usar una calle pública debido a su raza, el tercer cargo acusó a los hombres de secuestro, además de cargos por posesión y uso de armas de fuego.

Pese a esta decisión, los abogados de los acusados intentaron utilizar un ultimo argumento, diciendo que su ataque fue porque creían que Arbery se encontraba realizando actos ilícitos, sin embargo, no fue tomado en cuenta.

Después de que se anunció el veredicto, la madre de Arbery, Wanda Cooper-Jones, reiteró lo importante que era que el mundo ahora supiera que su hijo fue asesinado porque era negro.

“Obtuvimos una victoria hoy, pero hay tantas familias que no obtienen victorias”, dijo la mujer.

Te puede interesar: Rusia avanza a Donetsk y Luhansk, las reconoce como repúblicas independientes