4 diciembre, 2021

Desechos plásticos generados por la pandemia están contaminando los océanos

Voto en Blanco (10 de noviembre de 2021) || Rubén Martínez

Durante la pandemia de COVID-19, se ha estimado que más de 28.000 toneladas de desechos plásticos están relacionados con la pandemia, objetos como máscaras y guantes, han terminado en todos los océanos.

Acorde a un análisis realizado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se encontró que más de 193 países produjeron alrededor de 9.2 millones de toneladas de basura plástica, toda asociada desde el inicio de la pandemia, hasta mediados de agosto de 2021. El estudio indica que esto equivale a 2,0000 camiones de piso doble llenos de basura.

Estos desechos podrían estar alrededor del Polo Norte. Se encontró que 87.4% es de material usado en hospitales, mientras el resto de 7.6% fue utilizado por el resto de las personas. Lo que más se encuentra entre la basura son kits de pruebas y empaques, el resto son desechos plásticos.

El equipo de investigadores desarrolló un modelo para predecir qué cantidad de estos desechos plásticos fueron a parar al océano después de ser tirados. El estudio indica que se predijeron 28,500 toneladas de basura plástica, la mayoría transportada por ríos.

Indican que será en aproximadamente tres años cuando la basura comience a llegar a la superficie de las playas y al resto del lecho marino, un porcentaje de 70% de esa basura se estará viendo en las playas de todo el mundo para finales de este año.

Esto afectará principalmente a los entornos costeros dónde se formarán parches de basura en el océano abierto. Estos se acumularán desde el Pacífico y el océano índico y se hundirán hacia el lecho marino. La predicción de este estudio apunta a que en el 2050 se formará una zona de basura acumulada en el polo.

El modelo también indica que todos los plásticos serán dañinos para los ecosistemas y las regiones más profundas de todos los océanos.

El estudio destaca que es necesario una mejora e implementación de nuevos modelos de recolección y tratamiento de basura y de desechos médicos, con el fin de mantenerlos fuera de los ríos, además de limitar el uso de plásticos de un solo uso.

 

Te puede interesar: La Antártida estaba en llamas hace 75 millones de años, revelan estudios