20 enero, 2022

El precio del petróleo en declive hasta 11 dólares por barril.

Los acuerdos mundiales no han logrado frenar la caída de los precios

Por Adal López

  • Los acuerdos para disminuir la producción de crudo no han sido suficientes para estabilizar los precios.

  • La falta de capacidad de almacenamiento del petróleo sigue siendo el factor determinante en la caída de su valor en los mercados.

    La influencia del Covid-19 y la falta de almacenamiento, continúan afectando los precios del petróleo.

Londres.- A pesar del optimismo por los acuerdos establecidos para disminuir la producción de crudo a nivel mundial, este martes la mezcla estadounidense de petróleo West Texas Intermediate cayó nuevamente por debajo de los 11 dólares por barril.

 

Este retroceso se atribuye a la falta de espacio para almacenar el exceso del combustible fósil, cuyo consumo se ha visto mermado por la falta de movilidad de personas y empresas debido al SARS-Cov-2

 

Durante una sesión volátil en la que el Brent operaba intermitentemente bajo el umbral de los 20 dólares caía 0.20 por ciento a 20.03 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) bajaba hasta 1.58 dólares, 12.36 por ciento, es decir 11.2 dólares por barril después de que el lunes cedieran el 25 por ciento.

 

Ante la situación generada por el poco espacio de almacenamiento, Alexander Novak, ministro de energía de Rusia dijo que pronto se estabilizaran los mercados petroleros, esto por el pacto de reducción de producción que entrara en vigor el próximo mes.

 

En dicho acuerdo realizado entre la Organización de países Exportadores de Petróleo (OPEP) y grandes productores de crudo como Rusia, se pactó reducir el bombeo de casi 10 millones de barriles por día (bpd) esto se traduce en un 10 por ciento de la producción mundial durante mayo y junio.

En este sentido, se espera algunos recortes adicionales de países como Estados Unidos, Canadá, Noruega y Brasil se sumen y con ello hacerle frente al impacto causado por la propagación mundial del coronavirus, pero el ministro ruso dejo en claro que tampoco se debe esperar un alza de gran magnitud en el precio de los barriles.

 

Por otra parte, el regreso a la normalidad en algunos países europeos podrá beneficiar la estabilización de los precios. Gobiernos como el italiano y el de Nueva Zelanda dieron a conocer el levantamiento gradual de restricciones, no obstante Reino Unido se pronunció en contra de estas acciones argumentando que conllevan un gran riesgo ante una inminente segunda oleada de la pandemia. Alemania, por su parte dijo que, a partir del 4 de mayo, permitirá a las tiendas operar de manera normal.