21 enero, 2022

Gobierno de Estados Unidos exige al príncipe Andrés declaraciones acerca del caso Epstein

  • El departamento de justicia de los Estados Unidos ha solicitado que el príncipe Andrés haga declaraciones respecto al caso Epstein, quien es investigado por crímenes de explotación sexual.

Ciudad de México.- La investigación en contra de Jeffrey Epstein aún continua luego de su suicidio justo antes de recibir un juicio, ya que de acuerdo con el tabloide británico, la solicitud para la declaración en contra del investigado fue hecha por el Departamento de Justicia de Estados Unidos al ministerio británico de Interior como parte de la investigación del FBI, la agencia de investigación criminal, sobre la supuesta de red de explotación sexual de Epstein, hallado muerto en su celda el año pasado cuando estaba siendo juzgado por tráfico sexual de menores.

Este lunes en Londres, el ministerio de Interior señaló que no es su “política habitual” confirmar o negar la existencia de una petición legal por Estados Unidos, por lo que actualmente el príncipe, tercer hijo de la reina Isabel II, no ha prestado declaración a los investigadores de Nueva York, si bien el año pasado concedió una entrevista en el Reino Unido en la que admitió haberse hospedado varias veces en las residencia del empresario, pero que nunca percibió un comportamiento inapropiado por parte de Epstein.

 

Según el testimonio que dio una mujer estadounidense de 36 años identificada como Virginia Giuffre, años, asegura que fue coaccionada por el millonario para mantener relaciones sexuales con el duque de York cuando ella tenía 17 años, una acusación que él niega.

Se ha dicho que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha remitido al Reino Unido una petición de “asistencia legal mutua” (MLA, en inglés), utilizada en casos criminales, por lo que dicha petición implica que el príncipe puede verse forzado a comparecer como testigo ante un tribunal británico, aunque aún no haya una decisión por parte del gobierno del Reino Unido sobre la solicitud remitida por las autoridades de Estados Unidos.

 

A finales del año pasado, el príncipe Andrés anuncio que se retiraría de la vista pública, todo para evitar dañar la imagen de la monarquía, y de las empresas y organizaciones con las que colaboraba, aunque anteriormente el príncipe ya había expresado que está dispuesto a responder ante las autoridades pertinentes sobre el tráfico de menores que supuestamente organizaba el empresario Jeffrey Epstein.

 

Por Oliver Job