26 junio, 2022

Trabajo infantil en Perú: una normalidad de la que no se habla

  • ¡Un niño que trabaja pierde más de lo que gana! El trabajo infantil es una práctica que está demasiado normalizada en Perú, mas allá de ser una situación preocupante, es una forma de mantenimiento que tienen los niños para poder continuar con sus estudios.

Voto en Blanco (10 de jun. de 22) || Getsemani Quiroz Rosas

Perú es uno de los países latinoamericanos que se enfrenta al problema del trabajo infantil, esto gracias a que viven en condiciones bastante limitadas y es una fuente de ingresos para las familias, así como una alternativa para poder cubrir sus estudios.

Según datos de la Encuesta Nacional Especializada de Trabajo Infantil del INEI, más de un millón de niños y niñas de entre 5 y 17 años han realizado alguna actividad laboral en Perú.

Es de mencionar que dentro de las principales causas del trabajo infantil, se encuentra que los niños ya no tienen a sus padres y viven con los abuelos, mismos que ya no son contratados en los empleos o no tienen una fuente de ingresos, por otro lado, el hecho de que sean muchos hermanos y el dinero no es suficiente, considerando que esta situación se presenta con mas frecuencia en zonas rurales o marginadas.

Por otro lado, una de las razones que presentan los niños al momento de ponerse a trabajar es que necesitan dinero para poder cubrir los gastos de sus estudios, sin embargo, esta situación afecta de manera directa en el rendimiento e inclusive en la asistencia a las escuelas.

¿Qué esta haciendo el Gobierno de Perú al respecto?

El Ministerio de Trabajo se sumó a la campaña internacional de la OIT que busca la erradicación del trabajo infantil, “Raise Your Hand For Kids”, la cual tiene como objetivo principal que las autoridades y funcionarios a nivel mundial atiendan la problemática que afecta a millones de niños.

Esta campaña busca crear conciencia entre las personas para que se busquen alternativas y se les garantice a los niños una infancia libre de explotación o maltrato.

La realidad que se vive en este tipo de lugares y no solamente en Perú, sino en otros países, es preocupante, se necesita que el gobierno y la sociedad adulta ponga atención y proponga cambios para mejorar la vida de los niños, para que no se vulneren sus derechos y para que no se pierdan del ser niños.

 

Te puede interesar: Telescopio espacial fue golpeado por un micrometeorito