16 mayo, 2021

Activan toque de queda en Miami Beach por derroche de visitantes

Miami recibe una multitud de jóvenes que disfrutan de su descanso de primavera sin respetar las medidas para prevenir los contagios de COVID-19


MIAMI, 23 de marzo (VOTO EN BLANCO).- Miami Beach extendió hasta el próximo 13 de abril el estado de emergencia en el que se encuentra debido a la incontrolable multitud de turistas que celebran lo que perciben como el fin de la pandemia en Estados Unidos en un caótico festín que ha dejado 1,000 arrestos.

Sin embargo, miles de personas han abarrotado el distrito cultural Art Deco de la ciudad, mismo que provocó caos y desórdenes en los últimos días, cuando los estudiantes universitarios suelen celebrar el inicio de la primavera boreal.

Desde el pasado viernes 19 al domingo 21 de marzo la policía detuvo a más de 50 personas por resistirse a acatar sus órdenes e incautó ocho armas y en un mes ha habido un millar de detenciones, informaron distintos medios.

El alcalde Dan Gelber aseguró en una reunión de emergencia del consejo municipal que todo tipo de visitantes de fuera de la ciudad y de Florida no solo universitarios están atestando las calles desde que el gobernador Ron DeSantis aseguró a fines de febrero que el estado era un “oasis de libertad” ante las restricciones del coronavirus.

“Parecía un concierto de rock. Todo lo que se podía ver era gente de pared a pared”, dijo el administrador de la ciudad, Raúl Aguila, a la comisión municipal.

También aseguró que se notó un aumento de las aglomeraciones el viernes por la noche y aplicó la autoridad de emergencia el sábado para establecer un toque de queda, cerrando calles y carreteras en el área.

 

El mismo toque de queda se aplica de 8 de la noche a 6 de la mañana en un área que abarca las calles donde se concentran los restaurantes y bares en South Becah, que ha sido denominada Zona de Alto Impacto.

Algunos negocios que antes de las medidas de la Alcaldía decidieron cerrar sus puertas este año voluntariamente para no tener que sufrir los desmanes de las masas de “spring breakers”.