20 enero, 2022

Así se vivió el Black Friday en EU

Ventas no cumplieron objetivos y tampoco abrieron todas las tiendas durante el Black Friday


ESTADO DE MÉXICO, 27 de noviembre (VOTO EN BLANCO).- Este viernes un “Black Friday” marcado por la pandemia, con pocas personas en las tiendas, con menores descuentos y con un vuelco hacia las compras en internet que, este marcará el camino de lo que esta fiesta del consumo será en el futuro.

En Nueva York se vieron algunas de las tradicionales escenas de compradores esperando a la puerta de grandes almacenes o tiendas de electrónica, la expectación en las calles estuvo muy lejos de lo habitual.

Teniendo en cuenta la emergencia de salud, cadenas como Walmart y Best Buy decidieron este año adelantar las rebajas para animar a la gente a hacer sus compras de forma más escalonada y ofrecen además todas las promociones también a través de sus webs.

Sin embargo la recomendación de las autoridades sanitarias también fue la de optar por las compras online, subrayando que acudir a “abarrotados centros comerciales” supone una actividad de alto riesgo, según señalaron en una nota informativa los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

En esta temporada festiva, un momento clave del calendario para muchos negocios de EE.UU., se haya convertido en la del comercio electrónico, reforzando la tendencia ya vista desde el estallido de la pandemia de covid-19.

Sin embargo no hay datos finales, expectativas apuntan a una explosión de las transacciones a través de internet en este “Black Friday”. Según la National Retail Federation, se espera que las ventas online crezcan entre un 20 y un 30 % durante las fiestas de noviembre y diciembre.

En conjunto, el gasto durante este período aumente entre un 3,6 y un 5,2 %, hasta alcanzar de 755.300 millones de dólares a 766.700 millones.

Pese a diferencia de años recientes, la mayor parte de las tiendas permanecieron cerradas este jueves durante la celebración de Acción de Gracias, y las ventas por internet subieron con fuerza, según datos de Adobe Analytics, que analiza transacciones en las webs de 80 de los mayores 100 minoristas de Estados Unidos.

El gasto alcanzó este año los 5.100 millones de dólares, un 21,5 % más que en 2019, con casi la mitad de las compras hechas a través de teléfonos móviles.

Muchas tiendas se encontraron casi vacías en comparación con otros años, este peculiar periodo de rebajas está viendo en general descuentos menores, según varias firmas de análisis.

La principal explicación, es que muchos negocios habían decidido reducir sus inventarios y, por tanto, sienten menos presión para tratar de dar salida a las mercancías.

Bill Simon, expresidente y consejero delegado de Walmart, aseguró que las grandes cadenas llevaban años tratando sin demasiado éxito prolongar el periodo de compras y que finalmente parece que ahora lo han conseguido.

Asimismo mostró cierto escepticismo sobre la sostenibilidad de un modelo que prima las compras por internet, pues ello lleva a que sólo se vendan productos rebajados, mientras el consumidor acude en persona atraído por un descuento, a menudo termina adquiriendo cosas a precio normal.