27 julio, 2021

Así lo declaró Carlos Noriega, director general de la Asociación Mexicana de Afores

Foto: Reuters

Foto: Reuters

CDMX, MÉXICO.-Carlos Noriega, director general de la Asociación Mexicana de Afores dijo que los recursos que se destinen para duplicar la pensión que reciben las personas que son beneficiarias de un programa social, así como ampliar su cobertura podrían implicar una presión más para las finanzas públicas del país.

Al dar a conocer los pormenores de la Tercera Convención de Afores, comentó que el gasto en pensiones crece cada vez más y representa el tercer gasto más importante del sector público, después del gasto en educación y del pago de intereses de la deuda pública.

Afirmó que los recursos que se destinan a pensiones no sólo incluyen los que se dan a través de programas sociales, sino también las pensiones de trabajadores del sector público como de CFE, PEMEX, IMSS y el ISSSTE.

Dijo que aumentar la edad de retiro de 65 a 68 años de edad para las personas que reciban una pensión a través de un programa social, es un primer que después debería de ser considerado para el total de la población.

Noriega platicó que ya se ha reunido con el nuevo equipo de Hacienda que dirigira Carlos Urzúa para exponerle los temas más importantes para la reforma en pensiones que se hará en el siguiente sexenio, sobre todo el tema de la cobertura y de una pensión universal.

Dijo que esta nueva reforma comenzará desde el primero de enero del 2019 con el programa de pensiones y que se dará a partir de la edad de 68 años y no a los 65 como se hace actualmente.

Carlos Guzmán