17 mayo, 2021

Así se vivió la marcha feminista en la capital mexiquense, con el objetivo de exigir justicia

Así se llevó a cabo la marcha para exigir la libertad de mujeres presas, entre ellas, de la activista Kenia Hernández Montalbán, y de cientos de personas a quienes les han fabricado delitos en el Estado de México


ESTADO DE MÉXICO, 8 de marzo (VOTO EN BLANCO).- En la plaza de los Mártires cientos de personas llevaron en cartulinas y mantas nombres y fotografías de mujeres y hombres a quienes les han fabricado delitos y por quienes salieron a las calles a exigir justicia.

Algunos de los testimonios de actos de corrupción de internos de los centros penitenciarios, en la Fiscalía General de Justicia, la falta de atención de autoridades, historias de personas que llevan dos, seis, y hasta 18 años de prisión. Leticia y Félix Arcos, liberados hace una semanas también estuvieron presentes.

“Justicia para los Justos”, “Exigimos justicia a presos inocentes”, “No más carpetas fabricadas”, “Las rejas no callarán la verdad”, ” Amnistía que sirva”, “Los queremos libres”, fueron algunas de las frases escritas por quienes esperan que la nueva norma les ayude a alcanzar justicia.

El abogado Antonio Lara Duque del CDHZL admitió que hay muchas personas procesadas y sentenciadas por delitos de alto impacto como homicidio y secuestro que sufrieron violaciones a sus derechos, fueron víctimas de tortura, señaladas por policías y requieren el pronunciamiento de organizaciones y el estudio de la comisión especial de la Legislatura.

Asimismo entregaron a familiares de personas injustamente presas solicitudes de amnistía directa, es decir, de quienes han sido acusadas por delitos menores, procesadas o sentenciadas.

Los puntos de reunión fueron varios como la facultad de medicina, Colón y el Centro de Justicia para Mujeres desde el medio día en donde mujeres marcharon y exigieron justicia por cada violación, secuestro, femicidio y más delitos de los cuales las mujeres no olvidan.

Más tarde se registraron ataques por parte de los policías, concluyendo con el incendio de la cámara de diputados en capital mexiquense, simbolismo de hartazgo y sed de justicia, testigos aseguraron que es debido a que han hablado de manera pacífica y simplemente no llevan a cabo el proceso completo de una denuncia por el violador o feminicida.