2 agosto, 2021

Deportan a más de 22 mil 600 Guerrerenses de EUA

Foto:Reuters

Foto:Reuters

 

La deportación ha obligado a los guerrerense a refugiarse de nuevo en la pobreza, con jornadas largas de trabajo y un salario bajo

 

Ciudad de México.- La pobreza es un factor social que aún predomina en México, por ello muchas veces se recurre a la migración hacia EUA en busca de una vida mejor, sin embargo en la actualidad puede resultar más complicado ir a buscar el sueño americano, pero aún asi muchos siguen intentando cruzar la frontera norteamericana de manera ilegal, pagando miles de pesos que no garantizan el pase o el éxito en EUA.

“Llegamos aquí como, si nunca nos hubiéramos ido. Llegamos a seguir en el trabajo que hemos realizado, que es lo del campo, con los animalitos”, relató Javier Bonilla, un deportado.

Javier Bonilla, de 32 años, de la comunidad Tototepec, en Tlapa, en La Montaña guerrerense, fue deportado hace dos años de estados unidos tras trabajar en la construcción y remodelación de casas en Nueva York y Pensilvania.

La forma en la que pretendían combatir su escaces de recursos e ingresos, es sembrando maíz en las montañas altas en temporadas de lluvia, gracias a la actividad agricultora se puede obtener sustento para el autoconsumo, además se practica la crianza de animales.

Otras personas se dedican a hacer trabajos sencillos, como la venta de dulces, paletas helados y demás artículos, aunque también hay quienes trabajan autos para el servicio de taxis.

“Saco 100 pesos, 150, a veces. Yo ya sé vender paletas, y allá también en California vendía yo paletas, es mi trabajo. Está difícil aquí también, que no hay dinero, pero sí, aquí estamos ganando bien poquito”, indicó Pedro Ramírez, deportado de Copanatoyac, Guerrero.

 

Por Oliver Job