19 enero, 2022

Invitan museos mexiquenses a deportistas de olimpiada nacional visitar sus instalaciones

Foto: Especial

Pueden conocer y disfrutar participantes de estos encuentros deportivos de los recintos mexiquenses. Foto: Especial

Toluca, Estado de México. Museos mexiquenses como “Luis Nishizawa”, “José María Velasco” y “Felipe Santiago Gutiérrez” abren sus puertas para los 4 mil 500 jóvenes que participaron en la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2018 conozcan gratuitamente las obras que albergan y han cruzado fronteras.

Esto con el motivo de que los jóvenes puedan recrearse culturalmente y para ello, sólo necesitan mostrar su gafete como participantes de las olimpiadas, como ejemplo los jóvenes podrán conocer el Jardín Botánico, Cosmovitral, hecho por el artista Leopoldo Flores para conocer de botánica y respirar la paz que transmite el lugar.

El Museo de la Estampa contiene las nuevas formas del arte gráfico, mientras que el Museo de Ciencias Naturales, enclavado en el cerro de El Calvario, adentra a sus visitantes en el mundo biológico y geológico del territorio estatal.

Mientras tanto, visitar el Museo de la Moneda cuenta con el mejor proceso histórico que ha tenido el sistema monetario nacional, desde la prehistoria hasta nuestros días, así como podrán acudir al Museo de la Acuarela, segundo recinto en su género en nuestro país.

De igual forma, cerca de la Ciudad Deportiva “Juan Fernández Albarrán” se encuentra el Centro Cultural Mexiquense (CCM), donde está el Museo de Culturas Populares, mismo que presenta la esencia mexiquense y el Árbol de la Vida más grande de América Latina.

En el CCM se encuentra también el Museo de Antropología e Historia, el cual muestra a la humanidad en su trayecto por la tierra, ofrece dioramas, piezas arqueológicas, esculturas, maquetas y planos que ilustran el acervo histórico del territorio mexiquense.

Finalmente en el municipio de Zinacantepec se encuentra el Museo Virreinal que conjuga historia, arte y naturaleza en un ex convento del siglo XVI y donde se puede visitar la pila bautismal monolítica del mismo siglo, labrada en una sola pieza por manos indígenas, y el cual es una muestra del sincretismo cultural que se vivió en la época.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial