16 mayo, 2021

“Tenemos 10 años para salvar al planeta”

Foto: Reuters

La investigadora Julia Carabias Lillo, experta en ecología, restauración ambiental y cambio global, doctora honoris causa por la UNAM e integrante del Colegio Nacional, advirtió que a la humanidad le quedan 10 años para verdaderamente actuar en el rescate del planeta ante los cambios ambientales.


ESTADO DE MÉXICO, abril 12 (VOTO EN BLANCO).- La investigadora Julia Carabias Lillo, experta en ecología, restauración ambiental y cambio global, doctora honoris causa por la UNAM e integrante del Colegio Nacional, advirtió que a la humanidad le quedan 10 años para verdaderamente actuar en el rescate del planeta ante los cambios ambientales.

Durante la presentación virtual del informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Hacer las paces con la naturaleza, la investigadora advirtió que es necesario modificar los sistemas económicos y financieros, al igual que los alimentarios, hídricos y energéticos, para mantener la salud del planeta, lo cual es esencial para todos.

Es más, sostuvo, los cambios negativos que ha experimentado a raíz de la acción de los seres humanos son los que impiden erradicar la pobreza y el hambre, reducir las desigualdades, promover el crecimiento económico sostenible, el trabajo decente, la equidad de género e imposibilitan alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible que planteó la ONU.

“No es un tema sectorial y requiere un abordaje de manera simultánea, integrada. Además, transmite un sentido de urgencia, ya que quedan menos de 10 años para verdaderamente actuar”, alertó.

Por ejemplo, explicó que en los últimos 50 años la población del planeta se duplicó, la extracción de recursos y energías se triplicó, el comercio incrementó 10 veces y la economía global creció también cinco veces.

La prosperidad promedio se duplicó; sin embargo, mil 300 millones aún viven en pobreza; 700 millones de personas padecen hambre; 2 mil millones sufren estrés hídrico, es decir afrontan las consecuencias de la falta de agua, mientras que 40% de la población está afectada por la degradación de la Tierra.

Los indicadores de la destrucción del planeta y del medio ambiente se pueden medir en el incremento de, por lo menos, un grado centígrado más en promedio en la temperatura de la Tierra; la extinción por decenas de distintas especies, y el hecho de que dos terceras partes de la superficie terrestre fueron intervenidas por los humanos.

“Las concentraciones atmosféricas son más elevadas que en cualquier otro momento de los últimos 800 mil años; la erosión del suelo agrícola es de 10 a 100 veces mayor que el índice de formación del suelo, y cada vez hay más fenómenos hidrometeorológicos extremos”, dijo.

Abundó que se estima que para 2050 el planeta tendrá 9 mil millones de habitantes y con la trayectoria actual y en un escenario alentador, el calentamiento sería de 1.5 grados en 2040.