21 septiembre, 2021

Alcanzan nuevos dinamismos las exportaciones en julio

Foto: Reuters

Foto: Reuters

El país colocó mercancías con un valor aproximado de 39 millones de dólares, sin embargo, el desempleo creció a su mayor nivel desde 2016

Ciudad de México.- En julio pasado las exportaciones de México cobraron dinamismo, las importaciones registraron un repunte y el déficit comercial disminuyó, comentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Según analistas de Grupo Financiero Monex, a lo largo de 2019 la balanza ha sido uno de los indicadores más vinculados a la desaceleración económica por el continuo deterioro de exportaciones e importaciones, por lo que estos datos brindan un respiro; las primeras aumentaron 7 por ciento en su comparativo anual y las segundas 2 por ciento.

Analistas de Banorte consideraron que el reporte es positivo, pues sugiere dinamismo de la demanda externa, especialmente ante la aceleración de las exportaciones e importaciones no petroleras en términos anuales.

Informan los especialistas de Banorte que la inversión permanece débil, con las importaciones de bienes de capital cayendo 16.5 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.

Analistas de Banco Base calificaron también estos indicadores como favorables, lo que ayudó a que el peso mostrara el día de ayer una recuperación moderada. Según cifras ajustadas por estacionalidad, durante julio las exportaciones crecieron a una tasa anual de 4.8 por ciento, promediando un aumento anual de 4.3 por ciento durante los primeros siete meses del año.

Se observó una contracción anual de 14 por ciento de las exportaciones petroleras, las exportaciones no petroleras crecieron a una tasa anual de 6.2 por ciento, observándose un crecimiento sólido de 10.4 por ciento de las exportaciones manufactureras, detallaron los especialistas de Banco Base.

El valor de las exportaciones fue de 39 mil 301 millones de dólares, cifra que se integró por 37 mil 61 millones de dólares de exportaciones no petroleras y por 2 mil 240 millones de petroleras.

Las importaciones de mercancías alcanzaron 40 mil 417 millones de dólares, lo que implicó un alza anual de 2 por ciento, luego de que el mes previo se registró una caída de 8 por ciento; dicha cifra se originó de la combinación de un crecimiento de 4.7 por ciento en las importaciones no petroleras, pero también de un descenso de 16.9 por ciento en las petroleras.

También se observó una variación anual de 5 por ciento en las importaciones de bienes de uso intermedio, mientras que se presentaron disminuciones de 0.7 por ciento en las importaciones de bienes de consumo y de 16.5 por ciento en las de bienes de capital.

En julio se presentó un déficit comercial de mil 117 millones de dólares, saldo que se compara con el de 2 mil 870 millones de dólares observado en igual mes de 2018. En los primeros siete meses del año la balanza comercial presentó un superávit de 2 mil 28 millones de dólares.

El mes pasado la tasa de desempleo como proporción de la población económicamente activa (PEA) se ubicó en 3.71 por ciento en su comparación anual, el nivel más alto desde septiembre de 2016 con base en cifras sin ajuste estacional, informó también el Inegi.

La tasa de desempleo, se refiere al porcentaje de la PEA que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo, fue de 3.6 por ciento, proporción igual que la del mes previo.

La tasa de subocupación representó 7.6 por ciento. En su comparación anual, esta tasa fue superior a la de julio de 2018, que se ubicó en 7 por ciento.

De acuerdo con analistas de Grupo Financiero Monex, la creación de empleo formal sigue debilitándose y cayó 69 por ciento anual. Durante la segunda semana de agosto, el IMSS reportó que la generación de empleos formales tuvo una caída de 69 por ciento anual durante el mes pasado, lo que acentuó las preocupaciones sobre la resiliencia del mercado laboral.

Por Itha López