2 diciembre, 2021

“Compañere” ¿por qué es importante respetar los pronombres de otros?

  • Estamos cambiando, cada quien tiene su lucha y respetar los pronombres es parte de ello.

Voto en Blanco (25 de agosto de 2021) || Rosa Lealde

En días pasados se viralizó el video de una clase online, donde una persona que se define a sí misma como no binaria, pide con impotencia a su compañero que le llame “compañere”, ya que sus pronombres son elle/él y desea que sean respetados; sin embargo tristemente no todo quedó ahí ya que muchos en redes sociales han estado mofando respecto al asunto sin entender lo importante que es aprender a respetar los pronombres del otro.

Vayamos por partes ¿Qué significa “no binario o trigénero”?

Una persona no binaria es aquella que no se identifica ni como hombre ni como mujer, en palabras del activista Mérida Robin Masman, “lo más simple para explicarle a alguien es: soy un ser humano. No soy un hombre, no soy una mujer”.

Sabiendo lo anterior, deberíamos ponernos en los zapatos de aquellos que son no binarios, imaginen lo difícil que debe ser vivir en una sociedad que cataloga a las personas como hombre y mujer, cuando en realidad tú no te percibes como ninguno, o quizá te ves como ambos, es por ello que se identifican a sí mismos con el pronombre neutro “elle”, aunque claro esto del pronombre va más allá.

¿Qué onda con los pronombres?

Básicamente, es una elección meramente personal y de acuerdo al cómo se identifique cada persona, habrá no binarios que se sientan cómodos usando los pronombres “él/elle”, como es el caso del “compañere”, o no binarios que se identifiquen más con los pronombres femeninos “ella/ellas/elle”.

De acuerdo a como se identifique la persona, es que será correcto llamarle, y es importante respetarlo porque supone no solo la identidad del individuo, sino también parte del cambio por el que está atravesando al momento de hacernos ver que es diferente, pero está presente y es igual de válido que los demás.

Recordemos que el lenguaje no está tallado en piedra y es normal, así como correcto, que evolucione para ser más representativo y válido para todo mundo, por ello no deberíamos tomar a la ligera este asunto, que además resultó con burlas hacia Andrea Escamilla, quien solo pidió se respetara y reconociera su identidad de género.

Aún queda bastante por cuestionarnos y aprender, tristemente son situaciones así las que nos dejan ver lo poco tolerantes que aún somos ante las diferencias, pero recordemos que todxs somos validxs y merecemos ser llamadxs y tratadxs con respeto.

 

Te puede interesar: Aprueban Matrimonio Igualitario en Yucatán