21 octubre, 2021

Estados Unidos investiga a Peña Nieto por sobornos en Pemex

Foto: Reuters

Foto: Reuters

El expresidente Enrique Peña es investigado por autoridades de Estados Unidos por el presunto soborno para autorizar la compra de Fetinal por 635 millones de dólares, a través de Petróleos Mexicanos en 2015, aunque la empresa era efectivamente insolvente

 

Ciudad de Mexico.- De acuerdo con información brindada por un “informante” del Departamento y de Justicia y la Securities and Exchange Comission de Estados Unidos, Peña Nieto recibió un soborno para aprobar, a través de Pemex, la compra de la empresa Fertinal con un sobreprecio que dañó el patrimonio de la petrolera.

El nombre del expresidente de México se menciona en la documentación que tienen las autoridades estadounidenses y que apunta a su “aprobación”, a cambio de sobornos, para que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, pagara 635 millones de dólares por Fertinal, a pesar de que la empresa era insolvente y tenía cientos de millones de dólares en deuda.

Consultoras como PricewaterhouseCoopers y Binder Dijker Otte, e incluso la Auditoría Superior de la Federación, habían advertido sobre la quiebra de la empresa Fertinal, ya que tenia una deuda bancaria de 264 millones de dólares y solo contaba con 12 mil dólares para hacer frente a esta deuda.

Un año después de la compra de Fertinal, el propio director de Pemex Fertilizantes, Juan Alfredo Lozano Tovar, comentó que “se consolidó la adquisición de Fertinal en una situación de crisis de liquidez, con un capital de trabajo negativo y un riesgo inminente de quiebra lo que hará que presente un índice de Utilidades antes de Intereses e Impuestos negativo”, señalando la precaria situación de la empresa y aseguran que era necesario implementar un pan de choque para abatir costos.

Lozoya Austin habría tenido el consentimiento del entonces mandatario Enrique Peña Nieto para que Pemex adquiriera la empresa y se entregaran a Fertinal 51 millones de dólares para un reparto de dividendos antes de la operación de compra-venta.

“El pago excesivo fue posible gracias a la aprobación de la transacción, mediante el soborno (a Peña Nieto) que el accionista mayoritario de Fertinal, el empresario italiano, Fabio Massimo Covarrubias Piffer pagó utilizando el fideicomiso 470 que se creó para formalizar la operación de compra-venta. Ese fue el mecanismo a través del cual se pago el soborno”, explicó el informante en la declaración que dio a The Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos.

En lo que se resume como un fraude a Pemex con la operación de compra-venta de Fertinal en 2015, surgen otros presuntos ligados a esa transacción, según el informante, el famoso empresario mexicano Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas y el accionista mayoritario de Fertinal, Fabio Massimo Covarrubias Piffer.

De acuerdo con la investigación, Covarrubias Piffer utilizó un fideicomiso que se creó para formalizar la operación de compra-venta. A través de ese mecanismo, se pagó el soborno al expresidente Peña Nieto.

Covarrubias Piffer ha sido señalado como uno de los empresarios favoritos de algunos ex presidentes, ya que en 1998 ganó la subasta de una de las dos partes del monopolio de la producción de fertilizantes en sociedad con el entonces gobernador de Coahuila, Rogelio Montemayor, quien más tarde fuera el director de Pemex durante el sexenio de Ernesto Zedillo.

 

Por Braulio Luna