23 septiembre, 2021

Expertos hablan sobre daños que causará el Tren Maya

  • Turistificación de zonas marginales, impacto ambiental y despojo son solo algunos de los problemas que traería el Tren Maya.

Voto en Blanco (30 de julio de 2021) || Rosa Lealde

Los antropólogos y economistas Giovanna Gasparello, Violeta Núñez Rodríguez, Alicia Castellanos, Antonio Machuca, Eliana Acosta y Luis Alberto Martos; presentaron el libro “Pueblos y territorios frente al Tren Maya. Escenarios sociales, económicos y económicos”, en donde abordan los principales problemas que el Tren Maya traerá a los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El libro comenzó a escribirse aproximadamente hace dos años y medio, justo después de que los especialistas se entrasen del megaproyecto del Tren Maya impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Lo que intentamos en este libro es perfilar escenarios a partir de lo que ya hay y podemos observar los territorios que serían impactados por este megaproyecto, para alertar de lo que podría suceder si se sigue pisando el acelerador de este megaproyecto que definimos como un gran peligro para los pueblos y territorios”, indicó la maestra y doctora en Ciencias Antropológicas por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa, Giovanna Gasparello.

El libro fue presentado en un encuentro virtual en el que contaron también con la participación de la economista Ana Esther Ceceña, quien resaltó la preocupación de que el principal negocio del tren no sean los turistas, sino la carga.

“Lo que está pensado para este proyecto es un tren de carga que acompañe al tren de pasajeros. La parte rentable será la parte de carga”, puntualizó Ceceña.

Asimismo, destacó que el tren es también un proyecto de alto peligro, ya que las condiciones del suelo harían muy probable descarrilamientos y seguramente hundimientos y resquebrajamientos, que podrían terminar en tragedia, justo como sucedió con la línea 12 del metro.

Otro de los puntos preocupantes en torno al Tren Maya es la continuación de la exoticación de los pueblos indígenas, quienes no verán ningún tipo de ganancia del proyecto, pues como indica Pedro Uc Be, escritor y defensor del territorio maya, “los beneficios están pensados y organizados para los empresarios”.

Igualmente, preocupan los vestigios arqueológicos, ya que, de acuerdo con el investigador Luis Alberto Martos, “con las estaciones (del tren) se van a detonar asentamientos o poblaciones nuevas, van a crecer y se van a comer los vestigios arqueológicos”. 

Tristemente los expertos parece que no pueden hacer más que señalar las consecuencias del megaproyecto, declaran que es “un asunto ya decidido”, y que están conscientes de que es una idea que viene “de afuera”.

 

Te puede interesar: “Si no quieren que sus hijos vayan a la escuela, que no los manden”: AMLO