23 septiembre, 2021

Gruma se compromete a no aumentar el precio de sus productos

Foto: Reuters

Foto: Reuters

El plan de la compañía va en línea con las solicitudes de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que ha insistido en que el precio de la tortilla en el país deber ser de 15.50 pesos

 

Ciudad de México.- Gruma, líder mundial en la producción de harina de maíz, dio un paso adelante en la crisis ocasionada por el covid-19 para contribuir a que no se dispare el precio de la materia prima de uno de los alimentos base de la alimentación de los mexicanos: la tortilla.

La empresa, propietaria de Maseca, se comprometió a no incrementar los precios de sus productos, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras su reunión con el Grupo de los 10 de Monterrey (los empresarios más prominentes de Nuevo León).

“Juan González, hizo el ofrecimiento de que no va a aumentar el precio de la harina de maíz, que es la materia prima para las tortillas”, expuso el Presidente ayer durante su conferencia mañanera.

La decisión de la empresa viene a quitar presión a los comercializadores de tortilla, dado que del insumo (harina de maíz nixtamalizado) para de la producción, Gruma concentra 21 por ciento del mercado nacional; 65 por ciento a través del proceso tradicional de nixtamalización (masa) y el resto entre otras compañías harineras.

El plan de la compañía va en línea con las solicitudes de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que ha insistido en que el precio de la tortilla en el país deber ser de 15.50 pesos.

“No hay justificación alguna para incrementos, toda vez que en estos productos méxico es superavitario desde hace años”, dijo la procuraduría que apeló a la solidaridad de las empresas en medio de la contingencia sanitaria.

 

Por redacción