19 octubre, 2021

Hay 39 denuncias contra Sedesol y Sedatu, dependencias que encabezó Rosario Robles

Foto: Reuters

Foto: Reuters

La mayoría de las denuncias que fueron presentadas se deben a casos en los que se utilizó el esquema de subcontratación de terceros

 

Ciudad de México.- Han sido presentadas 39 denuncias contra las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) a través de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) debido a un probable desfalco de alrededor 7 mil millones de pesos, operado entre 2013 y 2018, periodo en el que Rosario Robles encabezó esas dependencias.

Dichas denuncias fueron entregadas a la Fiscalía General de la República (FGR) entre 2015 y 2019, derivadas de 21 auditorías, las cuales suman un probable daño al erario por la cantidad de al menos 6 mil 978 millones 988 mil 924 pesos.

La mayoría de las denuncias que fueron presentadas se deben a casos en los que se utilizó el esquema de subcontratación de terceros, simulación de servicios y falsos entregables para la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y programas sociales, como el de Atención a Adultos Mayores y a Jornaleros Agrícolas, así como la construcción de techos firmes y baños ecológicos para viviendas precarias.

Es importante mencionar que el esquema de subcontratación de terceros para el desvío de recursos es un modus operandi y que fue descubierto por la ASF hace más de cinco años, describiéndolo como “realizar adjudicaciones directas con universidades públicas, otros institutos de educación superior o con dependencias y entidades de gobiernos estatales para las adquisiciones, consultorías y servicios, asesorías, estudios técnicos y supervisión; programas de desarrollo social, agrario o territorial, al amparo del artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y 4 de su reglamento, sin cumplir con los requisitos mínimos de control que estas operaciones requieren”.

Los contratos que fueron asignados a través de este esquema, en algunos casos, otorgaron remanentes en promedio de 8 por ciento a los entes contratados, de acuerdo con la ASF.

La auditoría con el monto más elevado de presunto daño patrimonial es la 1792-DE, interpuesta el 28 de junio de 2019 contra la Sedatu por posible desfalco de la cantidad de mil 747 millones 666 mil 253.78 pesos, con una probable recuperación de 275 millones 227 mil 300 pesos de la cuenta pública 2016. Muchas de estas denuncias se encuentran involucradas a dependencias federales, universidades y televisoras estatales.

 

Por Héctor Maya