28 julio, 2021

Impacto del Paro Nacional de Mujeres dejó un hueco de 37 millones de pesos

Foto:Reuters

Foto:Reuters

 

Luego del paro nacional que se llevó a cabo en todo el país, hubo un registro de un freno drástico de la fuerza laboral, ya que el 45.5 de mujeres sostienen la economía mexicana

 

Ciudad de México.- Luego de que el movimiento llevado a cabo el pasado 9 de marzo que implicaba un día sin mujeres en el país, tuvo un impacto de 37 millones de pesos donde cerca de 22 millones de mujeres se sumaron al mismo movimiento, con motivo de la lucha contra la violencia a la mujer, debido al incremento de la incidencia a este abuso.

La situación de violencia que las mexicanas viven todos los días, maestras, abogadas, secretarias, personal de limpieza, empresarias, estudiantes, periodistas y un sinfín de mujeres que representan 45.5 por ciento de la fuerza laboral, 77 por ciento de la fuerza laboral doméstica no remunerada y 54 por ciento de la carga total de trabajo, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, decidimos llevar a cabo el paro nacional, con el lema “¡El 9 ninguna se mueve!”.

Debido a que las mujeres representan la mitad de la fuerza laboral mexicana, se tomó un ejemplo para dar otra muestra del impacto que dejó el paro nacional, solo basta con voltear a ver a la industria automotriz en México. Un día sin mujeres fue el equivalente a suspender actividades por 24 días consecutivos, dice Alejandro González, analista financiero.

El factor que da origen a que las afectaciones económicas sean tan elevadas, no es solo porque las mujeres representan casi la mitad de la fuerza laboral, sino porque se ocupan en los sectores más importantes como el comercio, los servicios y la manufactura. Por ejemplo, con el paro de labores, el sector comercial, el más importante en la economía mexicana, tuvo que operar sin 53 por ciento de su personal; la industria de los servicios sin 49 por ciento de sus trabajadoras; mientras que en la industria manufacturera faltó 38 por ciento, según informes del Inegi.

 

Por Oliver Job