2 agosto, 2021

La iniciativa Mérida busca la cooperación por parte de EU con fines de desarrollo y no militares

AMLO está de acuerdo con las decisiones de Mérida al no solicitar armas ni helicópteros a EU


ESTADO DE MÉXICO, 18 DE NOVIEMBRE (VOTO EN BLANCO).-  El día de hoy el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, anunció que para el gobierno mexicano la Iniciativa Mérida quedó sin efectos y, hasta el momento, el país no ha solicitado armas ni helicópteros a los Estados Unidos. En la conferencia mañanera, el canciller explicó que este mecanismo no es un acuerdo bilateral ni un tratado firmado entre México y Estados Unidos, misma que la instrucción presidencial, no es aplicar los recursos

Sin embargo,  gobierno de México expresó  en varias ocasiones que la iniciativa se debe de rehacer, es decir, para nosotros la Iniciativa Mérida quedó sin efecto, para lo que hace o por lo que hace al gobierno de México. “Por lo que hace a Estados Unidos, su congreso, nosotros respetamos su ámbito de competencia, pero en el caso de México no compartimos ese punto de vista y no le hemos solicitado a Estados Unidos ningún helicóptero, armas o ese tipo de cosas”, aseguró.

La Iniciativa Mérida busca construir “una nueva arquitectura para la cooperación bilateral” en materia de seguridad. Hasta el momento, ha proporcionado apoyo a las instituciones mexicanas de seguridad y judiciales y ha impulsado los esfuerzos de los Estados Unidos para detener el tráfico de armas, dinero y demanda de drogas. Inicialmente firmada por los presidentes Felipe Calderón y George Bush.

En mayo de 2019, el presidente López Obrador informó que su gobierno anteriormente se tenía previsto dicha desaparición de la Iniciativa Mérida, asimismo que los recursos proporcionados por Estados Unidos para fortalecer la seguridad en México, y buscar que sean destinados al desarrollo y la creación de empleos.

El Presidente, aseguró que la cooperación necesaria para el país con Estados Unidos es para el desarrollo, no para fines militares. Desde entonces dejó claro que su administración no quiere apoyo para el uso de la fuerza, sino que la inversión se dedique a actividades productivas y a la creación de empleos.