24 enero, 2022

#Opinión || El paquete económico de la Federación 2022

La Miscelánea Fiscal y PPEF2022, visión de un Optimismo fuera de Realidad 

Voto en Blanco (16 de diciembre de 2021) || Víctor Edgar Alva (Twitter @E_AlvaC)

“…Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco. En este mundo, ninguna cosa es cierta salvo la muerte y los impuestos…”

Benjamín Franklin

 

“…El arte de la Economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores…”

Henry Hazlitt

 

El Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entregó el Paquete Económico y Reformas Fiscales 2022, que se integra por cuatro componentes: 

  1. Los Criterios Generales de Política Económica, 
  2. la Iniciativa de Ley de Ingresos, 
  3. el Proyecto de Presupuesto de Egresos y 
  4. la Miscelánea Fiscal.

El presupuesto permite conocer las prioridades de gasto del gobierno y es el eslabón que alinea los intereses de la población con los de las autoridades. En medio de la recuperación económica, es importante que los recursos se destinen a resolver las principales necesidades, y que los recortes no sean en los rubros donde más afecta a las y los ciudadanos.

El gasto público estimado para 2022, será por 7,088,250 millones de pesos, es la cifra más grande de presupuesto de la que se tenga registro y representa un incremento de 8.5% en términos reales (tomando en cuenta la inflación) con respecto al presupuesto de 2021. 

Esto contrasta con el alza de los ingresos presupuestarios, que entre 2021 y 2022 se estima que crecerán 7.5% en términos reales. Es decir, el aumento en el gasto es superior a los ingresos que el gobierno estima tener. Para cubrir esta diferencia, el gobierno de Andrés Manuel Lopitos Obrador echará mano de financiamientos producto de la contratación de deuda pública, pues el déficit presupuestario (la diferencia entre los ingresos y los gastos) será de 875,570.5 millones de pesos, la cifra más alta desde 2015. Este aumento en el gasto será destinado a fines muy claros: las prioridades del presidente. 

El incremento presupuestal más señalado por ampliaciones superiores a 24 mil millones de pesos, 70% adicional con respecto al presupuesto disponible al segundo trimestre de este año, a la Guardia Nacional – que se pretende integrar formalmente el próximo año a las fuerzas militares, cosa que desvirtúa la esencia inicial de su creación y rompe con el propio discurso del partido gobernante cuando fue oposición en el Sexenio de Peña Nieto o Calderón Hinojosa- otro importante aumento va dirigido a Petróleos Mexicanos- cuyas pérdidas crecientes y deficiente manejo comprometen a las finanzas públicas- pero sobretodo a los cuestionados proyectos de infraestructura que el presidente se ha negado a reconsiderar, como el Tren Maya, y a los programas sociales, cuyo diseño deficiente ha provocado que no cumplan con sus objetivos e incluso sean regresivos, ampliando las brechas de desigualdad, ya que no tienen mediciones reales de impacto para el pueblo mexicano. 

Es importante señalar que este fue aprobado en lo general por la Cámara de Diputados, dejando mas 500 reservas que se discutieron en días posteriores, pero las cuáles avanzaron sin problemas en el Senado de la República, donde destaca que incluye reformas polémicas como la disminución a donativos para asociaciones de la sociedad civil y la obligatoriedad de inscripción al RFC para jóvenes mayores de 18 años, además de la poco mencionada inclusión del artículo décimo transitorio sobre recursos y rendimientos de entidades y municipios. También entre los aspectos favorables está el impuesto mínimo de 1 a 2.5 por ciento de ISR sobre los ingresos del nuevo Régimen Simplificado de Confianza, que puede ser un incentivo para que se incorporen a la formalidad nuevos contribuyentes de clase media y baja, afirmó Pablo Mendoza, presidente de la Comisión Fiscal del Consejo Coordinador Empresarial.

En contraste, el PPEF2022 revela los múltiples temas que no son una prioridad para el presidente López Obrador, pues existen diversas áreas y rubros que cada vez tienen menos recursos, como ejemplos mencionaré el gasto para ciencia, tecnología e innovación llegará a su punto más bajo en toda la década, de igual manera, se hicieron recortes a la Secretaría de Economía y la Secretaría de la Función Pública. Igualmente, y aunque su presupuesto es elaborado por ellos mismos, diversos órganos autónomos constitucionales tendrán menos recursos que el año pasado, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) o el Instituto Nacional Electoral (INE). 

Aquí veo necesario decir que el caso de la Secretaría de Gobernación, que tendrá un recorte de 8.2% en su presupuesto, también da muestra de cómo ciertos temas no son de interés del Ejecutivo, por ejemplo, si se compara con el presupuesto modificado de 2021, habrá recortes en la  Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (-0.3%), la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México (-16.7%), el Instituto Nacional de Migración (-21.4%), la Unidad para la Atención de las Organizaciones Sociales (-24.4%), la Dirección General de Prevención Social del Delito y la Reconstrucción del Tejido Social (-40.9%), la Dirección General de Construcción de Ciudadanía y Participación Social (-60%) o la Dirección General de Cultura Democrática y Fomento Cívico (-82.3%), todas áreas claves y de apoyo con la sociedad que verán un retroceso en sus funciones lamentablemente. 

En resumen, el Paquete Económico para 2022 presenta una importante expansión en el gasto público, cuya principal explicación se encuentra en el incremento de la deuda y en un optimismo sobre el desempeño de la economía que, en caso de no cumplirse, puede comprometer seriamente el balance presupuestal. En términos de gasto, es notable que el presupuesto que se propone tiene a ganadores muy bien identificados y que coinciden con las prioridades declaradas por el presidente López Obrador: sus obras de infraestructura, sus programas sociales, Pemex y la Guardia Nacional. En el resto de áreas, domina un presupuesto de carácter inercial, sin cambios significativos, salvo en aquellas dependencias o programas que claramente no son importantes para el presidente y que, por el contrario, se encuentran en niveles de gasto mínimos históricos, como los órganos autónomos independientes o el presupuesto para educación, ciencia y tecnología, justicia o la protección del medio ambiente. 

En lugar de que el presupuesto refleje la multiplicidad de problemas públicos, intereses, agendas y políticas propias de una sociedad democrática y plural, hoy el presupuesto refleja como pocas veces, la agenda y las prioridades de una sola persona obsesionada con sus ideas y pensamientos aún siendo contrarios al bienestar nacional. Aún cuando este venda que son en Pro del pueblo mexicano y todos los escenarios macro económicos sean contrarios a lo que presupuesta presidencia de la República 

Me despido de ustedes este año, ya que será la última columna del 2021, les deseo unas felices fiestas y un próspero año nuevo, en la #RevistaVotoEnBlanco deseamos que les vaya de manera espectacular.

 

 

Te puede interesar: #Opinión || La fiebre arácnida multiversal, a la espera de Spiderman No Way Home

Consulta más artículos en nuestra edición #44 de la revista de Voto en Blanco