17 mayo, 2021

Pese a retrasos, gobierno va por vacunar a grupo de 50 a 59 años

El gobierno federal perfila, con un mes de retraso sobre el proyecto contemplado en el Plan Nacional de Vacunación, la inmunización de 12.7 millones de mexicanos entre 50 y 59 años de edad a partir del 1 de mayo


ESTADO DE MÉXICO, abril 12 (VOTO EN BLANCO).- El gobierno federal perfila, con un mes de retraso sobre el proyecto contemplado en el Plan Nacional de Vacunación, la inmunización de 12.7 millones de mexicanos entre 50 y 59 años de edad a partir del 1 de mayo; para lograrlo, advierten especialistas, debe contar con las dosis necesarias y concluir con la vacunación de 7.5 millones de adultos mayores de 60 años.

De acuerdo con la estrategia de inmunización, la tercera fase de vacunación debió arrancar el 1 de abril de 2021 en la población de 50 a 59 años; sin embargo, debido al retraso en la entrega de vacunas por parte de la farmacéutica Pfizer, así como las del mecanismo Covax, esta fecha se recorrió un mes, por lo que se prevé que hasta el 1 de mayo inicie esta etapa.

Para cumplir con las nuevas fechas, el gobierno federal deberá concluir con la inmunización en adultos mayores de más de 60 años; hasta el momento han sido vacunados 8 millones 740 mil 48 personas dentro de este grupo, es decir, faltan por recibir el antígeno 6 millones 259 mil 952; así que, a fin de evitar otro retraso en la estrategia, las autoridades deberán vacunar al menos a 329 mil 471 mexicanos por día.

En lo que concierne al grupo de entre 50 a 59 años, según el documento rector de la política de vacunación, en el país existen 12.7 millones de personas en este rango de edad y se planea inmunizarlos en 30 días; para cubrir con dicho objetivo, el personal de salud deberá aplicar el biológico en 423 mil 333 personas al día.

Para Alejandro Macías, infectólogo excomisionado para la atención de la influenza en 2009 y actual integrante de la comisión de la UNAM para la atención de la pandemia, señaló que lo fundamental para avanzar en la campaña de vacunación es contar con las dosis.

“Hay que reconocer que el inicio de la vacunación se dio de manera muy lenta, en gran parte porque las vacunas no llegaron al ritmo esperado, lo que ocurrió con Pfizer hizo que este proceso fuera aún más tardado, por eso es muy importante que para continuar con la estrategia, al país le lleguen las vacunas, que los embarques no se detengan”, dijo.

Agregó que en materia de vacunación, México es un país destacado, por lo que no deberá haber problema para abarcar gran número de población e inmunizarla contra el coronavirus, pero reiteró que para que el personal vacunador haga su trabajo, debe contar con los biológicos.

“México sabe vacunar, eso es un hecho, el país cuenta con uno de los mejores y más completos esquemas de vacunación, cada año se hacen campañas masivas de inmunización, no hay problema o no debería significar uno el aplicar las dosis en grandes cantidades de personas, pero es necesario que el personal de salud que las aplica cuente con ellas”.

A su vez, Xavier Tello, consultor en políticas públicas sobre salud, consideró que el verdadero problema es que no existe una estrategia nacional de vacunación, sino planes a grandes rasgos para inmunizar a la población, y lamentó que se contabilicen embarques de vacunas AstraZeneca o CanSino, cuando éstas aún deben envasarse, por lo que no son dosis propiamente.

“Para empezar no existe un responsable al frente de la supuesta estrategia nacional, hablan en las conferencias, dan fechas, que sí el 1 de mayo empezarán con adultos de 50 a 59 años, pero aún hay médicos privados a los que no han vacunado y todavía no terminan con la inoculación en adultos mayores de más de 60 años. Lo que es un hecho es que para inmunizar debe haber vacunas y si estas no llegan, habrá más retrasos en su estrategia; se anuncia con bombo y platillo la llegada de dosis de CanSino y AstraZeneca, pero son para envasar, no son el producto final que ya está listo”, abundó.

En el documento Priorización inicial y consecutiva para la vacunación contra SARS-CoV-2 en la población mexicana. Recomendaciones preliminares, redactado por el Grupo Técnico Asesor de Vacunación Covid-19, resalta que las personas de 50 a 59 años con comorbilidades también son un grupo vulnerable ante la enfermedad respiratoria, por lo que se debe acelerar su inmunización, ya que fue elegido como el tercer grupo a vacunar.

“Por edad observamos que, comparado con las personas de 20 a 29 años, las de 60 años o más tienen 24% más probabilidad de tener un resultado positivo, 18% para las de 50 a 59 años; 12% para 40 a 49, y 7% para las de 30 a 39. Bajo este criterio, las personas de más de 50 años, entre ellas los mayores de 60, son las que tienen mayor probabilidad de ser positivas a Covid-19 y, por lo tanto, deben ser prioritarias en medidas de prevención y vacunación”, resalta el texto.

El documento también enfatiza en que se debe inmunizar a personas de entre 50 y 59 años que vivan con alguna comorbilidad, como son la diabetes e hipertensión.