25 junio, 2022

¿Una bolsa sustentable que se vuelve composta? ¡Ya es una realidad!

Inició como una pequeña idea, pero poco a poco la bolsa sustentable se volvió una realidad y todo gracias a la empresa Abadi Eco.

Voto en Blanco (30 de mayo 2022) || Mitch Quiroz

La encargada de esta maravilla para el medio ambiente es Abadi Eco, la cual, con una inversión de 40 millones de pesos, logró fabricar una bolsa con capacidad de 15 kilos, a base de almidones vegetales como calabazas, camotes y papas.

Este producto se une totalmente a la línea eco friendly, ya que puede disolverse con agua ¡Y así evitar la contaminación por plásticos! Lo cual es una excelente noticia, puesto que el país padece por el exceso de desechos plásticos de un solo uso.

Abadi Eco se encuentra ubicada en Guadalajara, Jalisco y gracias a su compromiso con el medio ambiente, llego la tecnologia BeNat, que permite transformar compuestos de almidones vegetales en bolsas biodegradables, la mejor parte de esta noticia es que está totalmente libre de químicos, por lo que tampoco contamina el agua en que se disuelve.

El principal objetivo del producto es que las grandes cadenas comerciales lo ofrezcan en lugar de las clásicas y contaminantes bolsas de plástico. Cabe resaltar que estas duran un promedio de cinco meses o puede ser disuelta en agua caliente en el momento que se desee, posterior a esto puede ser utilizada como composta.

“Son características que permiten su utilización en la mayoría de las necesidades de carga ligera de los usuarios. Nos interesaba un proyecto que tuviera impacto positivo en la sociedad”, mencionó Francisco Santamaría, directivo de BeNat.

Finalmente, el directivo resaltó que a pesar de las medidas para regular el uso de plásticos (prohibición, campañas de concientización, aumento de precios), el problema no parece disminuir, es por esta razón que se están buscando otras alternativas para disminuir el impacto en el medio ambiente.

 

Te puede interesar: Determinan cuarentena en Bélgica por incremento de contagios de viruela del mono