26 junio, 2022

¿Por qué es importante la educación menstrual?

  • La educación menstrual en México está en los niveles más bajos, se ha educado a las niñas para mantenerlo en secreto y como un símbolo de vergüenza ¿Por qué es valioso que cambiemos estos pensamientos?

Voto en Blanco (01 de marzo de 2022) || Canaán Quiroz

En general, la salud sexual siempre ha sido considerada un completo tabú, especialmente en nuestro país, el cual ha tenido una fuerte resistencia por incluirla de algún modo en las escuelas, cosa que se debe a un pensamiento equivocado… Pues es una mayoría los que relacionan inmediatamente una educación sexual con la práctica del sexo o solo embarazos no deseados, se cree que es algo innecesario, que “la educación está completa” y como negarlo, es muy eficiente el método de cuidar por una semana a un huevo, sin duda nos enseña todo sobre la vida (nótese mi sarcasmo por favor)…

Dentro de la educación menstrual están los aprendizajes necesarios sobre el cuerpo de las mujeres, además de que también ayudará al cuidado de la salud mental y física (al romper con estereotipos y prejuicios sociales), como afirma la gerente de ProFemme, Sally Santiago:

“La menstruación a nivel cultural y a través de la historia ha sido todo un tema que siempre se le ha asociado a la impureza o a la peligrosidad de las mujeres […] hay muchos mitos alrededor de la menstruación y el hecho de que permanezcan representa una diferencia entre hombres y mujeres, y a nosotras nos toca vivir con ello. Es importante visibilizar para romper con estas dinámicas”

Es tan poco el conocimiento, que se dejan a un lado temas fundamentales, en los cuales tiene que ver la salud y la integridad física, protección contra el abuso sexual, poder sobre el cuerpo propio. La carga negativa es enorme, cuando debería ser tan natural y libre de juicios sociales, hasta debería ser una muestra del poder de una mujer: ser capaz de formar y llevar una vida.

Una de las razones más fuertes por la necesidad de la educación menstrual, es el estigma asociado con la enfermedad, se tiene la idea de que la menstruación debe ser un secreto, algo solo de mujeres que debe permanecer en el baño. ¿No es algo que los padres deben hablar abiertamente con sus hijas y no exclusivamente las madres?

Se debe educar a los niños de igual manera para fomentar el respeto ¿No es considerable hablar abiertamente sobre las dolencias del cuerpo de una mujer? ¿De trastornos o prevención de enfermedades? En pocas palabras, requerimos conocimientos sin una atribución social negativa, ya que desde la educación primaria le enseñan a l@s niñ@s una perspectiva llena de prejuicios y cargada de vergüenza, cosa que no es corregida en la mayoría de los hogares.

La poca preparación en las escuelas para gestionar este tema es evidente, no hay una conciencia plena o docentes expertos; en esta extraña cadena se espera que en la casa se enseñe y no en la escuela (y viceversa), cuando en realidad debería existir esta libre comunicación en ambos entornos. La educación menstrual no solo es “poner toallas” y guardar el secreto.

Es vital que todas las niñas y mujeres vivan su menstruación de forma más consciente, digna y libre, con seguridad, responsabilidad, sobre todo con orgullo y la naturalidad que merece. En México, es especialmente importante, ya que se estaría educando a las niñas desde pequeñas para conocer su cuerpo, sus ciclos y funciones, en general, sería la emancipación de la salud femenina; se dejarían de lado los pensamientos atrasados con los que hemos convivido desde siempre.

“Sangro cada mes para ayudar a que la humanidad sea posible. Mi útero es el hogar de la divinidad. Una fuente de vida para nuestra especie. Ya sea que decida crear vida o no” Rupi Kaur, poeta

 

Te puede interesar: Enfermedades mentales, la otra pandemia ¿Qué es el trastorno límite de la personalidad?